La región, dividida entre el silencio y los reclamos por la condena a López

Chile, Perú, Costa Rica y Paraguay pidieron garantías procesales; el resto se mantiene al margen
Chile, Perú, Costa Rica y Paraguay pidieron garantías procesales; el resto se mantiene al margen
Germán Padinger
(0)
15 de septiembre de 2015  

La sentencia de 13 años y nueve meses de prisión al opositor Leopoldo López, dictada por la justicia de Venezuela el jueves pasado, dividió a la región entre quienes manifestaron su preocupación por la calidad del proceso y los que mantuvieron un resonante silencio.

Países como Chile y Perú manifestaron en voz alta sus críticas, pero los gobiernos de la Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador y Colombia, entre otros, hasta ahora mantienen un firme silencio.

"Los países del Mercosur y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han tenido una posición muy débil, se han callado y no han dicho nada", dijo a LA NACION María Teresa Romero, doctora en Relaciones Internacionales por la Universidad Central de Venezuela. "Todavía hay intereses por las relaciones que han tenido con el chavismo en estos últimos 15 años. Brasil y la Argentina han estado muy cercanos al socialismo del siglo XXI", agregó.

Para Romero, estas relaciones políticas y económicas son un "bozal" contra los pronunciamientos sobre la condena a López, pero también la crisis migratoria entre Colombia y Venezuela, especialmente delicada para Bogotá. "La mayoría de los países de la Unasur prefieren no ser criticados. Defienden la no intervención, pero no el desarrollo de la democracia en el continente", agregó

El gobierno chileno fue el primero en expresarse a través de un comunicado que su cancillería divulgó el sábado. "Reconocemos y respetamos las facultades que tienen los tribunales de justicia de un Estado soberano. A la vez, esperamos se observen las garantías judiciales de un debido proceso y la eficacia de los recursos disponibles para que los afectados puedan reclamar de una sentencia de primera instancia", declaró.

La respuesta del gobierno venezolano no tardó en llegar: Caracas rechazó ayer por "injerencista" el comunicado de Santiago e hizo un llamado a Chile para que "evite inmiscuirse en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela por acción directa o por influencia de potencias externas". Según el comunicado, "es norma fundamental abstenerse de pronunciarse sobre los asuntos domésticos de cualquier Estado soberano".

El sábado también el gobierno de Perú envió un comunicado de cancillería, en el cual se hizo un llamado para que "prime el diálogo, exhortando a las diferentes fuerzas políticas a mantener la paz y la tranquilidad en los actuales momentos".

Ayer, otros dos países de la región se sumaron a las preocupaciones por la condena. El gobierno de Costa Rica, a través de su canciller, Manuel González, dijo ver "con profunda preocupación" la sentencia a López y espera que "estén incuestionablemente disponibles todas las garantías judiciales del debido proceso". En tanto, el gobierno de Paraguay dijo que espera que López y otros cuatro estudiantes procesados "puedan ejercer el derecho de la defensa en juicio y los derechos procesales en la instancia superior a la que puedan acudir".

Leopoldo López es una de las principales figuras de la oposición venezolana. Fue detenido en febrero de 2014, acusado de instigar a la violencia en una protesta opositora que dejó un saldo de 43 muertos. Pasó casi un año y medio en la prisión de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, hasta que recibió una condena de 13 años y nueve meses tras un juicio polémico.

El gobierno de Estados Unidos, diferentes líderes internacionales y ONG de derechos humanos criticaron la decisión y cuestionaron la independencia de poderes en Venezuela. Muchos países de la región, sin embargo, hasta ahora han optado por mantener el silencio.

De hecho, en febrero pasado, cuando el alcalde del Distrito Metropolitano de Caracas, Antonio Ledesma, fue detenido en circunstancias poco claras, la región tampoco se pronunció. Sólo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó preocupación por las garantías para un debido proceso.

Chile

En un comunicado, la Cancillería pidió observar "garantías judiciales de debido proceso y la eficacia de los recursos disponibles para reclamar una sentencia de primera instancia"

Perú

La Cancillería hizo un llamado para "que prime el diálogo, exhortando a las diferentes fuerzas políticas a mantener la paz y la tranquilidad en los actuales momentos"

Costa Rica

En un texto firmado por el canciller, Manuel González, dijo ver "con preocupación" la condena a Leopoldo López y pidió garantías judiciales del debido proceso ante los "serios cuestionamientos"

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.