Logran fotografiar a una subespecie de gorilas que se creía extinta

Se trata de ejemplares del río Cross, que habitan una zona fronteriza entre Nigeria y Camerún. En las fotos, captadas con cámaras trampa, también aparecen sus crías
Se trata de ejemplares del río Cross, que habitan una zona fronteriza entre Nigeria y Camerún. En las fotos, captadas con cámaras trampa, también aparecen sus crías Fuente: AP
(0)
9 de julio de 2020  • 12:06

DAKAR, Senegal (AP) - Un equipo de conservacionistas logró las primeras imágenes de un grupo de gorilas del ríoCross, una subespeciepoco común, con varias crías, en los montes Mbe de Nigeria. La imagen demuestra que la subespecie, que se creyó extinta por algún tiempo, se está reproduciendo en medio de esfuerzos por protegerla.

En un momento dado solo había constancia de 300 gorilas del río Crossen la aislada región montañosa en Nigeria y Camerún, según la Wildlife Conservation Society, que logró las imágenes en mayo con cámaras trampa. El mes pasado se recuperaron más imágenes a color.

John Oates, profesor emérito de la Universidad Ciudad de Nueva York, y que es un primatólogo que ayudó a establecer esfuerzos de conservación para los gorilas hace más de dos décadas, se mostró emocionado por las nuevas imágenes

"Fue genial ver la prueba de que estos gorilas en estas montañas se están reproduciendo con éxito, porque ha habido muy pocas imágenes en el pasado", dijo a AP. "Sabemos muy poco sobre lo que ocurre con la reproducción de esta subespecie, de modo que ver tantos animales jóvenes es una señal positiva".

Las imágenes de estos primates con sus crías dieron la pauta a los investigadores de la vida natural de que estos animales, a los que se creyó desaparecidos, se están reproduciendo
Las imágenes de estos primates con sus crías dieron la pauta a los investigadores de la vida natural de que estos animales, a los que se creyó desaparecidos, se están reproduciendo Fuente: AP

Los expertos no saben cuántos gorilas del río Cross quedan en la zona montañosa y llevan un tiempo intentando rastrear a los animales.

En 2012 se colocaron unas 50 cámaras, y se han tomado varias fotografías en el Santuario de Gorilas de Kagwene, en Camerún, así como en el bosque comunitario de los Montes Mbe y el Santuario del Monte Afi de Nigeria. Pero los gorilas del río Cross son especialmente difíciles de fotografiar juntos, y no había imágenes con varias crías pequeñas.

Una alianza de nueve comunidades locales, laAsociación de Conservación de los Montes Mbe, trabaja con la Wildlife Conservation Society desde mediados de 1990 para ayudar a proteger los gorilas delrío Cross. Desde entonces no se han registrado muertes en Nigeria, según la organización.

Las imágenes de los gorilas del Río Cross fueron captadas gracias a la colocación de unas 50 cámaras trampa en la región de los monts Mbe, una zona compartida por Nigeria y Camerún
Las imágenes de los gorilas del Río Cross fueron captadas gracias a la colocación de unas 50 cámaras trampa en la región de los monts Mbe, una zona compartida por Nigeria y Camerún Fuente: AP

Se creyó que estaban extintos

"Hubo un momento en el que se creyó que los gorilas estaban extintos", explicó el director de la asociación en Nigeria, Andrew Dunn.

"Es una gran historia de éxito que muestra que las comunidades pueden proteger su fauna silvestre", dijo a AP.

Desde entonces se han documentado unos 100 gorilas en el estado nigeriano de río Cross y unos 200 en Camerún, en una región transfronteriza de unos 12.000 kilómetros cuadrados (4.633 millas cuadradas). El bosque de los montes Mbe acoge a un tercio de la población de Nigeria.

Losgorilas recelan mucho a los humanos y su presencia se detecta sobre todo a través de sus nidos, excrementos y rastros, según los expertos.

Se ha reclutado a unos 16 guardas en los pueblos cercanos para patrullar y proteger a los gorilas y otras especies, señaló Dunn.

Ver varios gorilas jóvenes en un grupo es prometedor, indicó Inaoyom Imong, director del proyecto Cross River Landscape de la WCS en Nigeria.

Las nuevas fotos se tomaron en un bosque comunitario sin protección oficial, lo que Imong interpretó como "un indicio de que tenemos un fuerte apoyo de la comunidad en la conservación".

Aunque la caza siempre ha sido la principal amenaza, señaló, "creemos que la caza se ha reducido de forma drástica". El grupo de conservación también trabaja para reducir la tala ilegal.

Una hembra de gorila comina con su pequeña cría sobre su espalda, en una zona del Santuario del Monte Afi, en Nigeria
Una hembra de gorila comina con su pequeña cría sobre su espalda, en una zona del Santuario del Monte Afi, en Nigeria Fuente: AP

Peligros para los gorilas

"Aunque los cazadores ya no persiguen a los gorilas, las trampas puestas para otros animales suponen una amenaza para los gorilas, porque las crías pueden caer en ellas y quizá morir de sus heridas", dijo Imong. La enfermedad, el conflicto y la inseguridad en Camerún también son posibles amenazas.

"También están llegando a la zona los refugiados de la inseguridad persistente en Camerún, y probablemente aumentarán la presión de la caza y la necesidad de más terreno agrícola", dijo Dunn.

Por ahora deben depender del trabajo de las comunidades nigerianas.

"Me siento honrado de formar parte de los esfuerzos que están produciendo estos resultados", dijo el jefe Damian Aria, jefe del pueblo de Wula.

Aria dijo a AP que su comunidad y otras han trabajado duro para ayudar a preservar el hábitat natural de los gorilas, y están orgullosos de sus esfuerzos.

"Estamos muy contentos de que se estén reproduciendo", dijo. Aunque la supervivencia de los gorilas es importante para la naturaleza, Aria también confiaba en que las poblaciones de montaña se beneficien del turismo que pueda traer.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.