Los chicos, eslabón débil en una Franja asediada