Los colectivos, el brazo armado que apuntala al chavismo