Suscriptor digital

Los judíos pobres de América latina

Andrés Oppenheimer
(0)
22 de agosto de 2000  

MIAMI.- La otrora pujante comunidad judía de América latina está enfrentando un nuevo problema: la pobreza. Justo cuando los judíos estadounidenses están celebrando su ascenso social con la nominación de Joe Lieberman como candidato a vicepresidente, varios nuevos estudios señalan que la comunidad judía latinoamericana -estimada en unas 450.000 personas- está sufriendo crecientes niveles de pobreza.

"Hay un serio problema de pauperización en las comunidades judías de América latina", señala Bernardo Kliksberg, economista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de Washington DC, que acaba de publicar un estudio sobre el tema.

Alrededor del 20 por ciento de los judíos latinoamericanos está por debajo de la línea de pobreza, o muy cerca de ella, según Kliksberg. La pobreza judía ha aumentado mucho respecto de hace dos décadas, cuando la mayoría de los judíos en la región eran pequeños industriales, comerciantes, profesionales o empleados jerárquicos de clase media.

En San Pablo, Brasil, existe un centro judío que ofrece una comida gratuita todos los días a 1300 familias, algunas de las cuales viajan en ómnibus durante dos horas -con boletos gratis pagados por la comunidad- para poder comer, según dirigentes de la comunidad judía brasileña. Muchos de quienes esperan en fila son profesionales jóvenes o comerciantes quebrados.

En la Argentina, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), más conocida en el exterior por el ataque terrorista que destruyó su sede central en 1994, recibe todos los meses unas 500 peticiones de ayuda para conseguir trabajo. Mientras que la AMIA en el pasado se dedicaba casi de lleno a ayudar a los ancianos, ahora gran parte de los pedidos que recibe es de parejas jóvenes.

Más del 10 por ciento de los 20.000 niños que van a las escuelas judías en la Argentina recibe comidas gratuitas en el centro de estudios, porque sus padres no pueden alimentarlos, dicen dirigentes de la comunidad.

La comunidad judía latinoamericana es la cuarta más grande del mundo fuera de Israel, detrás de las de Estados Unidos, Rusia y Francia. Dentro de América latina, la mayor es la de Argentina, con 225.000 miembros, seguida por la de Brasil, con 130.000; México, con 45.000; Venezuela, con 25.000; Uruguay, con 20.000, y Chile, con 15.000.

Las razones

¿Por qué se están pauperizando las comunidades judías latinoamericanas? Porque son principalmente de clase media, el sector social que ha sido más castigado por los cambios en la economía mundial en las últimas dos décadas. Muchos de los industriales, comerciantes, profesionales y empleados públicos judíos han descendido a una nueva categoría que los economistas denominan los "nuevos pobres".

"Los nuevos pobres son comerciantes, profesionales y empleados jerárquicos que no pudieron mantener su viabilidad económica -señaló Kliksberg en una entrevista-. Sus industrias o comercios no pudieron sobrevivir a las nuevas realidades económicas."

Varios de los estudios sobre las comunidades judías latinoamericanas están incluidos en el libro "La lucha contra la pobreza en América latina", auspiciado por el BID y publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Según los investigadores, los grupos religiosos están demostrando ser mucho más altruistas, eficientes y menos corruptos que los gobiernos en la lucha contra la pobreza, y es hora de que los programas gubernamentales trabajen con ellos.

Se trata de una excelente idea, aunque -como los mismos investigadores lo reconocen- es apenas un primer paso. Si los países latinoamericanos quieren combatir la pobreza en serio, tendrán que enlistar también a las empresas nacionales y multinacionales, los grupos cívicos, y hasta los clubes deportivos.

Hasta ahora, los países de la región les han dejado el monopolio de la lucha contra la pobreza a los gobiernos, que han sido precisamente quienes han probado no poder solucionar el problema.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?