Masacre de Orlando: habló un supuesto amante de Mateen y dijo que fue una venganza gay

El atacante de Orlando llamó al 911
El atacante de Orlando llamó al 911
El hombre pidió mantener el anonimato; dijo que el autor de la matanza era homosexual y que odiaba a los puertorriqueños
(0)
22 de junio de 2016  • 12:29

MIAMI.- Un hombre, que asegura haber sido amante de Omar Seddique Mateen, autor de la masacre en la discoteca gay Pulse en Orlando el pasado 12 de junio, aseguró que la causa del tiroteo fue una "venganza" contra la comunidad gay latina.

A más de una semana de la matanza, la investigación continúa como también los interrogantes respecto de los motivos del ataque: por un lado, una sospecha de que Mateen era partidario del grupo extremista Estado Islámico, por el otro, una supuesta venganza.

En una entrevista con el canal hispano Univision, el hombre, que pidió mantener el anonimato y apareció maquillado para no ser identificado, aseguró que Mateen le contó que había mantenido, sin protección, relaciones sexuales con un puertorriqueño y que posteriormente éste le había dicho que era portador del VIH.

"Él odiaba a los gays puertorriqueños por todas las cosas malas que le hicieron", explicó el hombre de origen hispano sobre el motivo que le llevó a Mateen a matar a 49 personas durante la Noche Latina que celebraba esa noche la discoteca Pulse.

De esta forma, el entrevistado rechazó que se tratase de un acto de "terrorismo", a pesar de que durante las conversaciones telefónicas de aquella noche con la Policía Mateen se definió como un "soldado islámico" y juró lealtad al grupo jihadista Estado Islámico .

Indicó que se conocieron a través de una aplicación de teléfono de contactos entre homosexuales y que mantuvieron relaciones durante dos meses, en los que se citaban en un hotel de Orlando.

Según el hispano, la segunda esposa de Mateen, Noor, conocía las tendencias homosexuales de su esposo y que acudía a locales de ambiente gay y describió su matrimonio como una fachada.

El entrevistado se mostró sorprendido de que Mateen pudiese cometer la mayor matanza con arma de fuego en Estados Unidos, con 50 muertos, incluido el autor, y 53 heridos, la gran mayoría de origen puertorriqueño, pues era "dulce" y "adorable".

Esta versión del entrevistado coincide con la de varios testigos que aseguran que Mateen acudía con regularidad a Pulse y otros clubes de ambiente gay y hacía uso de aplicaciones móviles para contactar con homosexuales de la región.

Agencia EFE

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.