Coronavirus: más de 16 millones ya perdieron su empleo y la Fed anuncia un megaplan de préstamos

Una escena diaria en Nueva York
Una escena diaria en Nueva York Fuente: AFP
(0)
9 de abril de 2020  • 09:51

WASHINGTON.- La debacle económica desatada en Estados Unidos por la pandemia del nuevo coronavirus dejó una nueva estremecedora estadística: otras 6,6 millones de personas perdieron su sueldo porque se quedaron sin trabajo, y tuvieron que solicitar seguro de desempleo durante la semana anterior, un número casi calcado al de la semana previa. Así, en apenas tres semanas, más de 16 millones de trabajadores fueron despedidos o suspendidos.

Ante ese devastador panorama, la Reserva Federal tomó una inédita y drástica medida: anunció que proveerá hasta US$ 2,3 billones en préstamos a las empresas para acolchonar a la economía, una cifra equivalente a más del 10% del producto bruto interno (PBI) de la primera potencia global, similar al hercúleo paquete de estímulo fiscal aprobado por el Congreso.

"La máxima prioridad de nuestro país debe ser abordar esta crisis de salud pública, brindar atención a los enfermos y limitar la propagación del virus", dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en un comunicado. "El papel de la Reserva Federal es proporcionar tanto alivio y estabilidad como podamos durante este período de actividad económica limitada, y nuestras acciones ayudarán a garantizar que la recuperación final sea lo más vigorosa posible", agregó.

El nuevo plan de la Fed es notablemente amplio: el banco central ofrecerá créditos a cuatro años con uno de gracia a las empresas que emplean menos de 10.000 personas, o facturen menos de US$ 2500 millones. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que la iniciativa logrará una "diferencia significativa" para unas 40.000 compañías y unos 35 millones de trabajadores.

El mes último, Estados Unidos había aprobado un megapaquete de estímulo fiscal por más de dos billones de dólares. Con el nuevo plan de la Fed, el colchón del gobierno federal para paliar la crisis provocada por la pandemia será superior al 20% del PBI.

La extraordinaria maniobra de la Fed dejó a la vista la inédita catástrofe económica frente a la que quedó Estados Unidos. La bonanza que recorrió la economía desde la salida de la Gran Recesión –una expansión que duró más de una década, la más prolongada de su historia, y que había llevado el desempleo a su nivel más bajo en 50 años– se frenó en seco con la llegada del nuevo coronavirus, que provocó un "freno súbito" en la actividad.

El Departamento de Trabajo informó que 6.606.000 personas se anotaron para cobrar el seguro de desempleo durante la semana última, apenas por debajo de las 6.867.000 personas que lo hicieron la semana previa, una cifra que además fue revisada al alza por el gobierno. Bancos de inversión de Wall Street, economistas y cálculos oficiales estiman que el desempleo podría llegar a superar el pico que alcanzó durante la Gran Depresión, cuando rozó el 25%.

El azote que revelan hasta ahora las cifras oficiales sobre el empleo ni siquiera refleja el daño completo que la pandemia infligió en la vida de millones de personas.

Los inmigrantes indocumentados, por ejemplo, no pueden solicitar el seguro de desempleo. Y economistas estiman que mucha gente aún no ha llegado a solicitar asistencia del Estado porque las líneas telefónicas para hacerlo no dan abasto. Muchos freelancers y las personas que trabajan en la informalidad y no han pagado sus impuestos durante los últimos años tampoco pueden aplicar a la ayuda del gobierno.

Así y todo, en las últimas tres semanas desde que Estados Unidos comenzó a encerrarse para enfrentar la pandemia, 16,8 millones de personas se quedaron sin trabajo o fueron suspendidas.

La Casa Blanca y la gran mayoría de los gobiernos estatales decretaron el cierre fronteras, la paralización de vuelos internacionales, e impusieron medidas de confinamiento aplicadas por más de la mitad de los estados del país y el gobierno federal para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que forzaron el cierre de tiendas, bares, restaurantes, gimnasios y peluquerías.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.