Para Alemania, una novedad que puede tener consecuencias políticas

Juan Landaburu
Juan Landaburu LA NACION
(0)
20 de diciembre de 2016  

Si se termina de confirmar que fue un acto terrorista, el atentado en Berlín habrá logrado un doble objetivo: ensangrentar el espíritu de la Navidad y hundir por primera vez a Alemania en la paranoia de tener que responderle a un enemigo que no tiene una, ?sino mil caras.

A los jihadistas no les gustan los valores occidentales, y así lo han hecho saber en sus ataques. Fueron por la libertad de expresión (Charlie Hebdo), por la diversión (Bataclán), por la diversidad (Orlando) y por tantas cosas más. Pero esta vez fueron por algo que une a todo Occidente, más allá de la religión o país al que pertenecen. La Navidad es la época de paz por excelencia, y tal vez por eso había una cautela especial en Alemania. Circulaban versiones de que distintos grupos estaban preparando ataques durante estos días. Esta vez los temores se volvieron realidad, y encontraron un mercado repleto de gente, como si el deseo de vivir la Navidad pudiera siempre más que el miedo.

La metodología había sido empleada el 14 de julio pasado en Niza, en otro ataque que dejó 86 muertos cuando los franceses celebraban su fiesta nacional. La idea de embestir con un camión de varios toneladas es tan simple y difícil de evitar que genera escalofríos.

Los mismos escalofríos que genera que la reacción política en Alemania sea la misma que se vivió en la Francia de los atentados. Después de los ataques en Niza, el presidente François Hollande decidió mostrar su cara más dura. Prometió mayores controles fronterizos y profundizar las acciones militares en Siria e Irak. Hollande, ahora lo sabemos, está terminado, víctima de una ola de descontento que atraviesa buena parte de Occidente. La misma que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca, que sentenció la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y que ahora le está dando una chance real a la extrema derecha francesa de quedarse con el Elíseo.

Alemania y su canciller, Angela Merkel, venían a salvo de esta ola de furia. Crecieron algunos partidos minoritarios, pero la deriva populista y nacionalista no había encontrado su momento de auge. ¿Lo encontrará ahora?

Merkel deberá responder a los planteos recurrentes sobre por qué decidió adoptar una postura más abierta hacia los refugiados que escaparon del horror sirio. La inmigración y laseguridad marcaron todas las últimas elecciones europeas. La canciller, considerada como la última referente del liberalismo de Occidente, también deberá someterse a las urnas en 2017. Europa vive un momento bisagra en su historia, de la que Alemania parecía ser la excepción. Por lo menos hasta ahora.

Tiroteo en un centro islámico de Zurich

  • Tres personas resultaron heridas ayer durante un tiroteo cerca de un centro islámico en el centro de Zurich.
  • Los medios suizos reportaron que un sospechoso se dio a la fuga tras el incidente cerca de la principal estación de tren de la capital financiera del país.
  • No estaba inmediatamente claro si el centro islámico o cualquiera de los otros negocios registrados en los edificios cercanos eran el blanco del ataque o qué lo habría motivado.
  • Algunas personas en la escena dijeron que rezaron en el centro, el cual había sido utilizado como mezquita con frecuencia por los somalíes.
  • La policía de Zurich confirmó que había personas heridas en el incidente de la Eisgasse de Zurich, pero no dio mayores detalles.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.