Piñera sorprendió al poner la cuestión mapuche entre sus prioridades en su asunción