Príncipe William: la particular razón por la cual nunca usó su anillo de bodas

El príncipe Guillermo decidió quitarse el anillo después de casarse con Kate en 2011
El príncipe Guillermo decidió quitarse el anillo después de casarse con Kate en 2011 Fuente: Reuters
(0)
6 de mayo de 2020  • 09:25

El príncipe Guillermo , o William , está casado con Kate Middleton hace ya nueve años. Los dos tienen sus compromisos y muchas veces se muestran juntos felices. Pero algo llama la atención cuando se ven los dedos del monarca en detalle: ¿por qué nunca usa su anillo de bodas?

La respuesta no tiene tanto que ver con protocolos sino con una decisión personal. El príncipe argumentó en más de una oportunidad que no quería llevar ninguna joya. Esa decisión la anunció antes de su boda, en abril de 2011, y por eso prefirió permanecer sin anillo después de su casamiento con Middleton .

Luego de la ceremonia, se lo quitó de inmediato. Sin embargo, para evitar todo tipo de rumores, el Palacio de Kensington se encargó de emitir un comunicado y explicó que esa elección de Guillermo se hizo pura y exclusivamente con el consentimiento de su esposa, la duquesa de Cambridge.

Una tradición en la realeza

En cambio, la esposa del príncipe Guillermo luce el anillo de bodas como impone la tradición en la familia real británica. Esa pieza fue forjada con oro de las minas de Clogau St David, en Bontddu, en el norte de Gales. Ese lugar se utilizó para varias alianzas de bodas reales. Por ejemplo, allí se confeccionaron los anillos de Meghan Markle y el príncipe Harry , quien sí lleva puesto el anillo.

Guillermo no es el único miembro masculino de la familia real que lo hace. También el príncipe Felipe (su abuelo) no suele usar un anillo de bodas. En cambio, su padre, el príncipe Carlos , lo lleva en el dedo meñique de la mano izquierda, al igual que Harry.

La Segunda Guerra Mundial generó un cambio en el uso de los anillos

La tradición de las mujeres que usan anillos de boda se remonta al antiguo Egipto, pero fue en la última parte del siglo pasado que un pequeño número de novios comenzó a hacer lo mismo.

Se cree que la Segunda Guerra Mundial modificó esa costumbre con muchos hombres occidentales, ya que muchos militares de los países occidentales que acudían al frente de batalla optaron por llevar anillos como un recuerdo de sus mujeres y sus familias que se habían quedado en casa.

Por lo general, el anillo de bodas va en el cuarto dedo de la mano izquierda. Se debe a la antigua creencia de que había una vena que pasaba de manera directa desde ese dedo hasta el corazón, que los romanos llamaron la "vena de amor".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.