¿Quién es Ted Cruz, el latino que inauguró la carrera presidencial en EE.UU.?

Ted Cruz anunció su candidatura en una universidad evangelista de Virginia
Ted Cruz anunció su candidatura en una universidad evangelista de Virginia Fuente: Reuters
Después de dos años en el Senado, el abogado de 44 años es el primer político en postularse para reemplazar a Obama el año próximo; es una figura ascendente del Tea Party, nació en Canadá y su padre es cubano
(0)
23 de marzo de 2015  • 13:17

WASHINGTON.- Republicano. Ultraconservador. De origen cubano. El senador por Texas, Ted Cruz, es, a partir de hoy, el primer candidato oficial en la carrera a las elecciones de 2016 en Estados Unidos para suceder a Barack Obama .

Primero lo anunció por Twitter, cerca de la medianoche, con un mensaje claro y conciso: "¡Me postulo para Presidente y espero conseguir tu apoyo!". Las palabras fueron acompañadas por un spot de 30 segundos en el que dice: "Creo en Estados Unidos y su gente, y creo que podemos defender y restaurar nuestra promesa. (...) Va a tomar una nueva generación de conservadores valientes que ayuden a hacer grande a Estados Unidos de nuevo.

Más tarde, por la mañana, Cruz, de padre cubano, hizo oficial su candidatura en una ceremonia en una universidad evangelista, la Liberty University, en el sur de Virginia. Allí, se presentó como el verdadero candidato conservador y quien desea "restablecer la promesa [del sueño] de Estados Unidos" y la "idea revolucionaria de que nuestros derechos vienen de Dios, el Todopoderoso".

"Es un honor estar con ustedes, conservadores valientes, para reclamar la promesa de Estados Unidos", aseguró Cruz en una universidad cuyo lema es "Formando a los defensores de Cristo".

El senador republicano propuso derogar la ley de salud promovido por la administración actual, el Obamacare, y acabar con el sistema de recaudación de impuestos (IRS, por sus siglas en inglés) para establecer una tasa impositiva única.

También prometió modificar el sistema migratorio para reforzar las fronteras y conseguir un "sistema" que beneficie a "aquellos que vienen en busca del sueño estadounidense".

Canadiense, de padre cubano y figura del Tea Party

Con apenas dos años en el Senado, el abogado de 44 años nació en Canadá de padre cubano y madre estadounidense pero hizo toda su carrera en el ambiente político del estado de Texas, donde ayudó a lanzar el movimiento ultraconservador Tea Party en el seno del partido Republicano.

El senador, que estudió en Harvard y Princeton, se presentó como el candidato que luchará contra el elitismo de Washington y la injerencia excesiva del Gobierno en la vida de los estadounidenses.

Cruz mencionó en su anuncio que su padre abandonó Cuba en los últimos coletazos de la dictadura de Fulgencio Batista en 1957 para casarse con una estadounidense, Eleanor Darragh.

El republicano, una de las figuras en alza del movimiento ultraconservador del Tea Party, no olvidó mencionar que nació en Calgary, por lo que ha tenido que renunciar a la posibilidad de obtener nacionalidad canadiense para no verse inhabilitado para ser presidente. Esto puede dejarlo afuera de la carrera, ya que la presidencia está reservada a estadonidenses de nacimiento.

Cruz sostiene que como su madre era estadounidense, él nació con la doble nacionalidad, aunque renunció a su pasaporte canadiense el año pasado.

Polémico

Ted Cruz saltó a la fama en 2000 cuando integró el equipo legal del entonces candidato presidencial George Bush para el histórico recuento de votos en el estado de Florida. Posteriormente actuó en el Departamento de Justicia.

Después de desempeñarse en el sector judicial en Texas, en 2012 obtuvo una banca en el Senado defendiendo el tradicional programa del Tea Party, antigobierno y antiimpuestos.

Orador notable, en su corta pero intempestiva carrera ya generó enorme irritación en los dos principales partidos políticos por la forma en que atropelló a la dirigencia de más edad y con más experiencia.

En septiembre de 2013, Cruz acaparó la atención cuando pronunció en el Senado un discurso que duró más de 21 horas, para bloquear el voto de una ley sobre presupuesto. La maniobra condujo al cierre del gobierno meses más tarde, ante la ausencia de un presupuesto aprobado.

El gesto de Cruz provocó la ira de dirigentes Republicanos, como el aspirante presidencial John McCain, quien consideró a Cruz y sus seguidores del Tea Party como "esos locos de la derecha".

Pros y contras

Más de una decena de candidatos presidenciales potenciales están cortejando ya a donantes y votantes en estados como Iowa y New Hampshire, los primeros en votar en las primarias del próximo año. Pero no se espera que alguno de ellos se lance oficialmente hasta abril, como muy pronto, intentando maximizar su ventaja según las leyes de financiación de campaña.

Como único aspirante oficial, Cruz recibirá una atención extra de los medios y los votantes durante varias semanas.

Pero su operación política se enfrenta ahora a restricciones legales. Por ejemplo, deberá presentar un informe de fondos aportados a mediados de abril, mientras el resto no tendrá que informar sobre sus finanzas hasta mediados de julio.

Asimismo, candidatos no declarados como el ex gobernador de Florida Jeb Bush pueden pedir cheques de un millón de dólares para sus organizaciones políticas, mientras que Cruz no podrá pedir a sus seguidores más de 5400 dólares, la contribución máxima permitida a los candidatos.

Cruz recibió el apoyo del 8 por ciento de personas consideradas republicanas en una encuesta de Reuters/Ipsos. Jeb Bush, hermano de George W., lidera el sondeo con un 21 por ciento, seguido por el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, con un 16 por ciento.

Otros potenciales aspirantes aparecen empatados con Cruz, como el senador por Florida Marco Rubio, el senador por Kentucky Rand Paul, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee y el neurocirujano retirado Ben Carson.

Agencias EFE, AFP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.