Tensión en EE.UU.: quisieron crear una "zona autónoma" en Washington y la policía la despejó

Los manifestantes erigieron una barricada y marcaron con un letrero la "Zona Autónoma de la Casa Negra" frente al Parque Lafayette cerca de la Casa Blanca, en Washington, D.C., el 22 de junio de 2020
Los manifestantes erigieron una barricada y marcaron con un letrero la "Zona Autónoma de la Casa Negra" frente al Parque Lafayette cerca de la Casa Blanca, en Washington, D.C., el 22 de junio de 2020 Fuente: AFP
Rafael Mathus Ruiz
(0)
23 de junio de 2020  • 14:46

WASHINGTON.- Las letras pintadas en aerosol en las columnas en la entrada de la iglesia St. John's -la misma frente a la cual Trump se sacó su para muchos infame foto sosteniendo una biblia- indicaban un nuevo territorio: "BHAZ", las iniciales en inglés de "Zona Autónoma Casa Negra". El mismo mensaje se leía en algunas pancartas en las esquinas aledañas a la iglesia y el Parque Lafayatte, donde un grupo de manifestantes habían armado una barricada bloqueando las calles con barreras de plástico y vallas. Fue la primera "zona autónoma" creada por la gente en Washington, y duró solo unas horas.

Al caer la noche, algunos protestantes ataron sogas a la estatua de Andrew Jackson -el 7º presidente de Estados Unidos, quien, como otras figuras históricas de Estados Unidos, tuvo esclavos- y quisieron tumbarla. Las fuerzas federales de la policía de parques y la policía de la ciudad intervinieron, y despejaron la manifestación del parque utilizando gas pimienta, en un nuevo choque entre protestantes y fuerzas de seguridad que puso fin a varios días de protestas pacíficas en Washington.

El perímetro creado tras un nuevo choque entre manifestantes y la policía en el Parque Lafayette

00:15
Video

La estatua de Jackson a caballo quedó en pie y la policía -algunos oficiales, en bicicleta- despejó el parque. Al menos dos personas fueron arrestadas. "ASESINO", se leía en el pedestal de Jackson, escrito en aerosol. La tensión persistió unas horas frente a la iglesia, donde se veía a un puñado de jóvenes con máscaras para protegerse de gases lacrimógenos, antiparras transparentes y guantes. Algunos le dedicaron varios insultos a la policía. Hoy, por la mañana, la policía amplió el perímetro, levantó las barricadas y las carpas y parrilladas que se habían instalado en las últimas semanas, y puso fin al efímero proyecto de establecer una "zona autónoma", tal como ocurrió en Seattle. Un oficial dijo a LA NACION que los oficiales actuaron por orden de un juez de distrito y crearon una "zona de exclusión".

Molesto con ese último acto de vandalismo y el desafío de un área fuera del control de las autoridades frente a la Casa Blanca, el presidente, Donald Trump, dijo que nunca permitirá una "zona autónoma", liberada del control de la policía en la capital de Estados Unidos, y lanzó una fuerte advertencia al amenazar con responder con "fuerza seria".

"Nunca habrá una 'Zona Autónoma' en Washington, D.C., siempre que sea su presidente. ¡Si lo intentan, se enfrentarán con fuerza seria!", tuiteó el presidente Trump por la mañana. Unas horas después, Twitter ocultó ese mensaje detrás de una advertencia al considerar que violó su política contra el comportamiento abusivo, específicamente, "la presencia de una amenaza de daño contra un grupo identificable".

Unas horas después, Twitter ocultó ese mensaje detrás de una advertencia al considerar que violó su política contra el comportamiento abusivo, específicamente, "la presencia de una amenaza de daño contra un grupo identificable".

La policía bloquea el paso a los manifestantes cerca de la Casa Blanca, en Washington D.C., Estados Unidos
La policía bloquea el paso a los manifestantes cerca de la Casa Blanca, en Washington D.C., Estados Unidos Fuente: AFP

Trump y sus aliados han criticado con dureza la zona "autónoma" creada por un grupo de manifestantes en Seattle, avalada por la ciudad, en medio de las protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos. Para Trump, esas zonas son sinónimo de anarquía. Trump ha dicho en varias oportunidades que es el presidente de "la ley y el orden", y ha señalado en reiteradas oportunidades a Antifa y grupos radicales de izquierda por los destrozos y saqueos que se vieron durante el pico de protestas, que desde hace semanas han sido pacíficas.

Pero uno de los focos de violencia han sido las estatuas que militares y líderes de la Confederación que luchó por preservar la esclavitud. Por la mañana, al dejar la Casa Blanca para viajar a Arizona a inspeccionar la construcción del muro en la frontera con México y brindar un discurso a estudiantes, Trump anticipó que firmará un decreto para proteger las estatuas y los monumentos, que han sido uno de los focos de las protestas, en particular en el sur del país, donde muchos generales y líderes del Ejército Confederado que defendió la esclavitud han sido vandalizados o derrumbados.

"Estamos buscando sentencias de cárcel de largo plazo para estos vándalos y estos matones y estos anarquistas y agitadores, llámenlos como quieran, a algunas personas no les gusta ese idioma, pero eso es lo que son", se quejó el mandatario. "Son malas personas. No aman a nuestro país", afirmó.

La policía alejó a los manifestantes e impidió la creación de una "zona autónoma"

00:32
Video

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.