Rusiagate: crecen las presiones por la publicación del informe final

Trump, antes de partir anteayer a su resort en Palm Beach
Trump, antes de partir anteayer a su resort en Palm Beach Fuente: AFP - Crédito: Mandel Ngan
El fiscal general debe decidir entre difundir el documento completo, mantenerlo confidencial y revelar solo las conclusiones; expectativa por el posible impacto sobre Trump
Rafael Mathus Ruiz
(0)
24 de marzo de 2019  

WASHINGTON.- Después de casi dos años de espera, el fiscal especial del Rusiagate, Robert Mueller, concluyó su trabajo. Y con ese hito, una nueva batalla despuntó en Washington: la pelea política por la lectura de su informe final.

Mueller, que tuvo a su cargo la investigación de la llamada "trama rusa", entregó sus conclusiones al fiscal general, William Barr, un veterano de la Justicia de Estados Unidos que regresó este año a un cargo que ya había ocupado durante la presidencia de George H.W. Bush. Barr debe tomar ahora una decisión de alto voltaje político: si difunde el informe de Mueller completo, si solo permite que se divulguen algunas secciones, o si lo mantiene bajo estricta confidencialidad y revela solo las conclusiones.

Ayer, Barr enfrentaba una creciente presión por parte de la gente, la oposición demócrata, organizaciones civiles e incluso algunas figuras republicanas en el Capitolio para difundir el informe de Mueller, que podría exonerar de toda culpa o sospecha al presidente Donald Trump, o, también, revelar nueva información dañina para la Casa Blanca. La pelea puede terminar en los tribunales.

El escándalo del Rusiagate capturó la atención de Estados Unidos desde la última elección presidencial, que coronó el ascenso político de Trump a lo más alto del poder. La investigación del Departamento de Justicia, que comenzó durante la campaña, en el verano boreal de 2016, recayó sobre Mueller en mayo de 2017. Mueller y su equipo buscaron determinar hasta qué punto el Kremlin influyó en esa elección, si la campaña de Trump estuvo involucrada en la injerencia, y si, ya como presidente, el magnate intentó obstruir la investigación.

Ayer, Barr analizó el informe junto al fiscal general Adjunto, Rod Rosenstein, antes de ir al Congreso para informar sobre las conclusiones de la investigación de Mueller. Fuentes oficiales ya se encargaron de divulgar bajo estricto off the record que Mueller desistió de recomendar nuevas acusaciones formales, un desenlace celebrado por los partidarios de Trump, quienes vieron en esa decisión una vindicación del presidente. El magnate calificó a la pesquisa como una "farsa" y una "caza de brujas", y sostuvo desde el principio que nunca existió colusión alguna con el gobierno ruso de Vladimir Putin.

" Collusion Delusion", fuel el titular que eligió antenoche Sean Hannity, conductor de la cadena Fox News y uno de los más férreos partidarios del mandatario, para abrir otra encendida defensa de Trump.

Rudy Giuliani, abogado de Trump, mostró la confianza que rodeó al entorno del magnate apenas se supo que Mueller había optado por desistir de recomendar nuevas acusaciones. Giuliani ayer cargó en Twitter contra varios de los críticos del presidente, entre ellos John Brennan, exdirector del CIA en la gestión de Barack Obama.

"Brennan dijo que la acción del presidente era poco menos que traición. Bueno, incluso fiscales muy agresivos no presentaron cargos de colusión. Como patriota confío en que Brennan se siente aliviado. Debería disculparse por un cargo que estaba dañando a nuestro país. ¿Traición?", tuiteó el abogado de Trump.

Con todo, el informe de Mueller puede incluir información dañina para Trump y su círculo íntimo, aún cuando el fiscal especial haya declinado recomendar nuevas acusaciones formales contra el presidente, sus hijos o alguno de sus asesores. Mueller ya presentó cargos contra 34 personas, incluidos varios exasesores de Trump y su exabogado personal Michael Cohen.

Por eso, la cúpula demócrata en el Capitolio incrementó ayer la presión para que el informe de Mueller se difunda entero. Los demócratas realizaron una conferencia telefónica para pulir su estrategia, y ofrecieron un mensaje unívoco: la publicación de las conclusiones del informe es insuficiente.

"Incluso si el Departamento de Justicia decide no procesar a individuos adicionales, los hallazgos subyacentes deben proporcionarse al Congreso y al pueblo estadounidense", indicó la líder demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, en un mensaje a sus congresistas.

Pelosi dejó abierta la puerta para que el informe de Mueller sea usado por los demócratas en su ofensiva para investigar a Trump.

"El Congreso requiere el informe completo y los documentos subyacentes para que los Comités puedan continuar con su trabajo independiente, incluida la supervisión y la legislación para abordar cualquier problema que pueda plantear el informe Mueller", indicó Pelosi.

El trabajo de Mueller terminó. Pero la puja política en Washington por sus hallazgos apenas parece haber comenzado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.