Se complican las ambiciones de Salvini: crece un frente decidido a frustrar sus planes

Salvini se saca una selfie con una seguidora durante una recorrida por Taormina, Sicilia
Salvini se saca una selfie con una seguidora durante una recorrida por Taormina, Sicilia
En un giro impensado, el M5E y el PD ahora dan señales de formar un gobierno de "salvación nacional" para evitar adelantar las elecciones, que le darían el poder al líder de la Liga
Elisabetta Piqué
(0)
12 de agosto de 2019  

ROMA.- Pasan los días y la sensación es de que a Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga y aún ministro del Interior y viceprimer ministro de un gobierno populista golpeado a muerte, le salió el tiro por la culata.

Desde que el jueves pasado abruptamente certificó el fin del matrimonio contranatura con Luigi Di Maio -líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y también ministro de Trabajo y viceprimer ministro- y llamó a elecciones anticipadas, crece el "partido del no voto".

"Salvemos a Italia de los nuevos bárbaros", clamó el fundador del M5E, el cómico Beppe Grillo, que anteayer rompió su silencio y reapareció en la escena para darles luz verde a los "grillini", para tratar con la oposición de bloquear el ascenso de Salvini.

En un clima al rojo vivo, Grillo dejó claro que le daría su bendición a la participación del M5E en un gobierno de "salvación nacional", alternativa que también comienzan a ver con buenos ojos otras fuerzas políticas. Si bien el M5E siempre rechazó aliarse con el Partido Democrático (PD), de centroizquierda, todo indica que con tal de frenar las elecciones anticipadas, que coronarían un triunfo de Salvini, según los sondeos, estarían dispuestos a hacer pactos antes considerados "prohibidos".

Lo mismo sucede en el PD. El expremier Matteo Renzi, que siempre denostó al M5E, causó gran revuelo al abrirse, por primera vez, a la posibilidad de un "gobierno institucional" junto a los "grillini" con tal de ponerle palos en las ruedas a Salvini, que clama por elecciones anticipadas lo antes posible.

"Tenemos que detener la deriva Papeete", afirmó, aludiendo al ya mítico Papeete Beach, el establecimiento balneario de Milano Marittima desde donde Salvini, la semana pasada, hizo campaña y escandalizó al hacer de DJ y hacer bailar a chicas en tanga al ritmo del himno italiano, en versión house.

"El ministro del Interior debería tomarse un té de manzanilla para calmarse porque está un poco subido de tono por sus noches en la playa", lanzó Renzi, irónico. "La emergencia económica del país es absoluta, ahora hace falta poner en seguridad las cuentas del Estado y evitar el aumento del IVA", agregó el expremier y exalcalde de Florencia, que con su apertura a un pacto del PD con el M5E provocó un terremoto interno en su partido, ya marcado por las divisiones.

Nicola Zingaretti, nuevo secretario general del PD, salió enseguida a contradecirlo, rechazando cualquier "acuerdito" con el M5E. Más allá de esto, Salvini -que durante el fin de semana, uno de los más calientes, tanto por temperatura real como por clima político- siguió haciendo campaña en el sur del país, dijo claramente que teme el inciucio, término traducible como "rosca", que la mayoría de los partidos, que no quieren elecciones, porque saben que recibirían una paliza, están haciendo para evitar a toda costa las urnas.

"Salvini subestimó la alarma que su movida ha provocado, no solo en Italia, por su fuerte componente extremista y antieuropeísta", escribió Massimo Franco, analista político y editorialista del Corriere della Sera.

Mientras tanto, se espera que hoy se reúnan en el Senado los jefes de grupo de todos los partidos, que deberán decidir la fecha de la moción de censura presentada por la Liga contra el primer ministro, Giuseppe Conte. Si bien Salvini clamaba que esta cita clave, que certificará la ruptura de la coalición de gobierno, fuera antes del feriado de Ferragosto (el 15), se descuenta que será la semana entrante. Algo que le dará más tiempo de operar al "partido del no voto", cuyo objetivo es frenar al "huracán" Salvini. El capitán, que se da cuenta de que no podrá solo contra todos, ayer convocó a otros partidos de derecha a negociar para formar una eventual coalición y para seguir forzando el voto anticipado.

El capitán, que se da cuenta de que solo contra todos no podrá, ayer convocó a otros partidos de derecha a negociar para formar una eventual coalición para seguir forzando el voto anticipado. Y siguió de campaña.

"Nuestra ley de presupuesto ya está lista y a Renzi [que propone un gobierno institucional] solo le interesa perder tiempo para salvar su escaño", aseguró Salvini, que también prometió bajar impuestos, paz fiscal para millones de italianos y ningún aumento del IVA.

"Si alguien cree que Italia puede ser gobernada por la pareja Renzi- Grillo, felicitaciones: quizás es el calor de agosto", clamó el aún ministro del Interior, que también le respondió al padre fundador del M5E, Grillo. "Italia va a ser salvada por los 60 millones de habitantes que irán a votar, a menos que alguien piense que Italia está poblada por bárbaros", dijo. "En democracia la palabra la tiene el pueblo", agregó, utilizando su habitual retórica populista.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.