Sebastián Piñera busca frenar la protesta con un plan social y un mea culpa

Los piquetes continuaron ayer en algunos sectores de Santiago
Los piquetes continuaron ayer en algunos sectores de Santiago Fuente: AP - Crédito: Rodrigo ABD
Después de pedir perdón en cadena nacional, el presidente presentó anoche mejoras salariales, previsionales y en la salud, aunque no levantó el toque de queda; ya son 17 los muertos
Víctor García
(0)
23 de octubre de 2019  

SANTIAGO, Chile.- En una intervención que generó altas expectativas, y en uno de los momentos más álgidos de un histórico estallido social que ya suma 17 muertos, el presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció anoche un paquete de medidas de carácter social para contener las protestas y aplacar la violencia que se vive en el país desde el viernes pasado. Parte de lo anunciado deberá ser aprobado por el Parlamento.

El mandatario, que pidió perdón a los ciudadanos por su falta de visión para anticipar el conflicto, informó por cadena nacional una serie de acciones que serán propuestas en los próximos días al Congreso e implementadas directamente por el gobierno.

Piñera pide perdón y anuncia medidas para enfrentar crisis - Fuente: AFP

01:48
Video

"En estos días hemos escuchado a muchas organizaciones ciudadanas y de la sociedad civil, a alcaldes, a parlamentarios y a los máximos representantes del Senado, la Cámara y el Poder Judicial, a quienes agradezco sinceramente su actitud constructiva y buena voluntad", dijo Piñera.

Las áreas que abordó el paquete de medidas apuntaron a las pensiones, salud y medicamentos, un ingreso de salario mínimo garantizado, disminución en las tarifas eléctricas y uno de lo más solicitados por toda la ciudadanía: la reducción de las dietas de los parlamentarios y altos sueldos de la administración pública, además de la disminución en el número de los parlamentarios y limitación de las reelecciones.

Protestas en Chile: cómo empezaron y qué hay detrás de la furia en "el paraíso de América Latina"

04:32
Video

"Esta agenda social no solucionará todos los problemas que aquejan a los chilenos. Pero será un aporte necesario y significativo para mejorar su calidad de vida, y muy especialmente la de los sectores más vulnerables y la clase media", comunicó el jefe de Estado.

En el detalle, Piñera informó de un aumento inmediato de 20% de la pensión básica solidaria, lo que beneficiará a 590.000 pensionados, y una suba inmediata, apenas se apruebe la ley, de 20% en el aporte previsional solidario, lo que beneficiará a 945.000 pensionados.

En salud, destacó un llamado para poner urgencia de discusión inmediata al proyecto de ley enviado por el gobierno al Congreso que crea un seguro de enfermedades catastróficas. "De forma de asegurar un techo al gasto de salud de las familias, el gasto que exceda a ese techo será cubierto por el seguro", informó el presidente.

Una de las medidas más comentadas fue la creación de un ingreso mínimo garantizado de $350.000 mensuales (28.300 pesos argentinos, aproximadamente) para todos los trabajadores con jornada completa.

Esto se complementará al salario de los trabajadores a jornada completa cuando sea inferior a $350.000. El beneficio se aplicará en forma proporcional a los menores de 18 y a mayores de 65 años.

Piñera terminó con un emotivo llamado a la ciudadanía. "En los momentos más difíciles de nuestra historia, con unidad, esfuerzo y voluntad, Chile siempre ha sabido salir adelante. Así recuperamos nuestra democracia. Así reconstruimos nuestro país. Así rescatamos a nuestros mineros. Y así superaremos estos tiempos difíciles, transformando esta crisis en una nueva oportunidad y esperanza para todos los chilenos", dijo.

Saqueos

Lejos de amainar, y tomando renovadas fuerzas, el movimiento social chileno vivió una nueva jornada de multitudinarias protestas en las que se repitió el mismo patrón a lo largo del país: un clima de aparente normalidad durante la mañana y masivas convocatorias por la tarde, que terminaron en desmanes y desafío a la restricción horaria.

El gobierno decretó por cuarta noche consecutiva toque de queda. Ya son 17 muertos los que arrastra la revuelta.

Los saqueos también se sucedieron, y en la comuna de Puente Alto (en el sur de Santiago) se vivieron las escenas más violentas. Desbordadas, las fuerzas policiales no pudieron detener a las turbas que entraron a supermercados y que los vaciaron por completo. Muchos se llevaron artículos electrónicos y de línea blanca, como lavadoras, cocinas y congeladoras, que trasladaron en vehículos particulares estratégicamente estacionados en las calles aledañas.

En esa misma comuna, un trabajador que regresaba a su hogar falleció de un balazo percutado por el dueño de un local que disparó a una turba que intentó atacar su negocio.

En la Plaza Ñuñoa otra vez se realizó una manifestación cultural, que si bien finalizó con barricadas no registró incidentes.

La jornada también estuvo marcada por la polémica filtración de un audio de WhatsApp de la primera dama, Cecilia Morel, de una conversación privada con una amiga y en la que reconocía la grave crisis que se avecinaba y daba una serie de consejos para enfrentar eventuales desafíos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.