Recrudece el terror en los mares de Asia. Secuestraron a 20 turistas en una isla al sur de Filipinas