Singapur: un juez sentenció a muerte a un hombre vía la aplicación Zoom

La estatua del Merlión, monumento típico de Singapur
La estatua del Merlión, monumento típico de Singapur Fuente: LA NACION
(0)
21 de mayo de 2020  • 10:14

Tras estudiar ingeniería en China, vivir cuatro años en Japón y, luego, radicarse en Estados Unidos, Eric Yuan fundó Zoom . Quizás nunca imaginó que su app se convertiría en la la aplicación vedette de la cuarentena por coronavirus . Ni tampoco que su producto pudiera ser el canal por el que se ordenaría poner fin a la vida de una persona.

A raíz de las medidas de confinamientos vigentes, y en un hecho sin precedentes en ese país, un juez de Singapur sentenció a muerte a un hombre a través de una videollamada. El condenado a la pena capital fue identificado como el malayo Punithan Genasan (37).

"Por la seguridad de todos los involucrados en los procedimientos, la audiencia del caso entre la Fiscalía General contra Punithan A/L Genasan se realizó a través de videoconferencia", le explicó un vocero de la Suprema Corte de Justicia de Singapur a la agencia de noticias Reuters . De esa manera, dicha sentencia se convirtió en la primera pena de muerte dictada de manera remota. La primera en un país que tiene tolerancia cero para ese tipo de delitos .

Luego de haber sido considerad como uno de los modelos a seguir por su éxito en la lucha contra el coronavirus, la ciudad-estado de Singapur ha tenido un repunte en los casos que genera preocupación en todo el mundo . Por ello, las medidas de confinamiento se intensificaron y no descartan que contiunuarán de ese modo hasta por lo menos el 1 de junio.

El caso

Según publica Newsweek , que reproduce información publicada en un artículo de The Straits Times , Genasan fue el nexo entre dos traficantes de drogas en 2011: V. Shanmugam Veloo de Malasia y Mohd Suief Ismail de Singapur.

Un día después de haber establecido la conexión entre los traficantes, Genasan abandonó ese país. En 2016 fue arrestado en Malasia y cinco días después fue extraditado a Singapur. Fue enviado a juicio en 2018 y recibió la condena a muerte el pasado viernes: además de ser el nexo entre los criminales fue encontrado culpable del tráfico de al menos 28,5 gramos de heroina .

Después de que se conociera la decisión judicial, defensores de los derechos humanos expresaron su malestar y preocupación ante la medida. "El uso de la pena de muerte en Singapur es cruel e inhumano y el uso de la tecnología remota como el caso de [la aplicación] Zoom para sentenciar a un hombre a muerte lo hace aún más", afirmó el exdirector de la división asiática de Human Rights Watch, Phil Robertson.

En una línea similar, la consejera de Aministía Internacional especializada en este tipo de casos, Chiara Sangiorgio , explicó que Singapur es uno de los cuatro países que dictan la pena máxima para delitos vinculados al tráfico de drogas y calificó el caso de Genasan de "aborrecible". "Ya sea vía Zoom o de manera presencial, la sentencia de muerte siempre es cruel e inhumana. Este caso es otro recordatorio que muestra cómo Singapur continúa desafiando las leyes y estándares internacionales", concluyó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.