Estalla otra crisis humanitaria en Siria

Una nueva emergencia humanitaria que impacta sobre más de 700 mil civiles
Una nueva emergencia humanitaria que impacta sobre más de 700 mil civiles Fuente: Reuters
(0)
29 de junio de 2018  • 16:35

BEIRUT.- Una nueva emergencia de refugiados estalló en los últimos días en Siria , con más de 700.000 civiles en el sur del país acorralados por el cierre de la frontera con Jordania y una ofensiva rusa y gubernamental que busca reconquistar las zonas que hace seis años son controladas por las milicias rebeldes.

La ONU advirtió hoy del riesgo de una "catástrofe" para 725.000 personas -siete veces más que la cantidad de migrantes que llegaron a Italia entre 2014 y 2017- que habitan en las regiones de Daraa y Qunaytra, cerca de las fronteras con Jordania y los Altos del Golán, controlados por Israel.

Desde Amman, el canciller jordano Ayman Safadi dijo que se reunirá con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, e hizo hincapié en la necesidad de "garantizar la protección de los civiles en el territorio sirio".

Tanto Jordania como Israel se niegan a dar recepción a los que huyen e insisten en crear las condiciones para asistirlos, pero en los territorios sirios.

Desde 2011 hasta hoy, el reino recibió a más de 600.000 sirios, mientras que Israel se limitó en los últimos años a proporcionar atención médica a heridos graves, aunque de modo intermitente.

Anoche, el ejército israelí dio ayuda humanitaria a los refugiados que llegaron a raíz de la ofensiva militar de Damasco en cuatro puntos. Voceros del ejército dijeron que estaban listos para ofrecer más ayuda humanitaria, pero que no permitirán "que los sirios huyan de la hostilidad ingresando en territorio israelí".

En los últimos días, las Naciones Unidas habían indicado que 50.000 civiles huían de la violencia, mientras que hoy las fuentes civiles de la oposición siria en Daraa informaron que ya hay "150.000" desplazados. La información no se pudo verificar de forma independiente.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al-Hussein, hizo hoy un llamamiento a las partes en conflicto para evitar "el derramamiento de sangre y sufrimiento ya vistos (en Siria) a principios de este año", en referencia a las operaciones militares del gobierno en Ghouta, al este de Damasco.

Al-Hussein, que es de origen jordano y es un miembro de la familia real hachemita, dijo que existe el riesgo de que la población de Daraa y Qunaytra -725.000 personas, según cifras de la ONU- permanezca atrapada en medio de los combates.

Sobre el terreno, las fuentes locales de protección médica y civil afirman que la ofensiva de las tropas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, mató hasta ahora a un centenar de personas, incluidos 20 chicos, en acciones en los últimos diez días.

Los medios de prensa de Damasco recordaron que el avance es "contra los terroristas" y afirmaron que varios lugares en la región de Daraa se han rendido o ya están dispuestos a rendirse.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.