El mecanismo: cómo funcionaban los sobornos para ingresar a las universidades de elite de EE.UU.

Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres
Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres Crédito: Facebook
(0)
14 de marzo de 2019  • 07:48

BOSTON (AP).- El escándalo explotó esta semana y salpicó a muchos. Tras una investigación profunda, las autoridades federales de Estados Unidos confirmaron que desde 2011 y hasta el mes pasado decenas de padres pagaron fortunas para sobornar a entrenadores y administradores para conseguir que sus hijos, que por la vía legal no lo habían conseguido, ingresaran a las universidades más prestigiosas del país.

Los pagos efectuados iban de algunos miles hasta 6,5 millones de dólares para garantizar el ingreso a institutos como Yale, Stanford, Georgetown, Wake Forest, Universidad de Texas, Universidad del Sur de California y Universidad de California en Los Ángeles. "Estos padres son un listado de ricos y privilegiados", dijo el fiscal Andrew Lelling.

Fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres. Decenas fueron arrestados el martes por la mañana, como parte del operativo desatado por el mayor fraude de admisiones que haya perseguido el Departamento de Justicia.

El FBI realiza una operación que ha acabado con una conspiración mafiosa en la que están implicadas más de 50 personas entre padres y entrenadores
El FBI realiza una operación que ha acabado con una conspiración mafiosa en la que están implicadas más de 50 personas entre padres y entrenadores Crédito: Facebook Universidad de Stanford

¿Cómo se tramaba el operativo? Los implicados hacían pasar a sus hijos por grandes deportistas para mejorar sus posibilidades de ingresar y también contrataban a dobles para que rindieran los exámenes de ingreso en su lugar o pagaban a empleados para corregir las respuestas.

La trama tenía como pilares dos empresas. Según lo publicado por el diario El País, The Edge College and Career Network, una empresa que asesoraba para el ingreso a universidades en Los Ángeles, y The Key Worlwide Foundation, una organización sin fines de lucro, canalizaban los pagos y los hacían pasar como donaciones altruistas. Los servicios más básicos costaban entre 15.000 y 75.000 dólares. Con ese dinero, los padres accedían a manipular los exámenes que los institutos usan para evaluar el currículum general de los alumnos.

Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres
Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres Crédito: Facebook

La otra opción era hacer entrar a los jóvenes en los programas de deportes aunque no tenían las habilidades físicas para ser atletas. Así inventaban perfiles de jugadores de fútbol americanos y otras disciplinas, y contrataban a falsos entrenadores que los recomendaban, como también premios y reconocimientos.

En la Universidad del Sur de California, esta organización sobornó con 350.000 dólares a la entrenadora del equipo femenino de fútbol y a su asistente, que admitieron a cuatro chicas en el equipo sabiendo que no tenían el nivel necesario. En la Universidad de Georgetown, sobornó al entrenador de tenis, quien entre 2012 y 2018 recibió 2,7 millones de dólares por hacer entrar a al menos a una docena de estudiantes.

El hombre detrás

Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres
Por la trama de corrupción fueron acusados al menos nueve entrenadores y 33 padres Fuente: Reuters

Era "la llave" que abría la puerta. Por eso así lo apodaron. Quienes lo trataron, sabían que era el indicado para conseguirlo. William Rick Singer, fundador de Edge College & Career Network de Newport Beach, se declaró culpable el martes ante un juez federal de Boston de varios cargos por manipular el sistema de admisión de las universidades más codiciadas del país con fraudes y sobornos, al tiempo que los jóvenes de la clase media perdían en manos de la corrupción de los ricos esos lugares que habían conseguido con esfuerzo.

En total, en ocho años, Singer manipuló unos 25 millones de dólares de decenas de padres.

Si bien la polémica estalló esta semana, este hombre estaba colaborando con el FBI desde septiembre. El martes, la Policía Federal lanzó una operación en todo el país con 50 órdenes de detención, entre ellas 33 padres.

El abogado de Singer, Donald Heller, dijo que su cliente planea cooperar totalmente con los fiscales y "se arrepiente y le remuerde además de que quiere seguir adelante con su vida".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?