Suecia inicia el proceso para poder juzgar a Assange

La fiscalía presentará un pedido de detención por un supuesto abuso sexual
Julian Assange, fundador de WikiLeaks
Julian Assange, fundador de WikiLeaks Fuente: Reuters - Crédito: Hannah McKay
La fiscalía presentará un pedido de detención por un supuesto abuso sexual
(0)
21 de mayo de 2019  

ESTOCOLMO-. La fiscalía sueca presentó ayer un pedido de detención contra Julian Assange , encarcelado en Gran Bretaña, con el fin de que una corte emita una orden de detención europea por una presunta violación cometida por el fundador de WikiLeaks en Estocolmo, en 2010.

"Solicito al tribunal la detención de Assange en ausencia por sospechas de violación", anunció en un comunicado la vicefiscal sueca Eva Marie Persson, una semana después de la reapertura de la investigación contra el hacker australiano, detenido el 11 de abril en la embajada ecuatoriana de Londres.

Detener a alguien en ausencia es un mecanismo estándar del sistema legal sueco si el sospechoso se encuentra fuera del país o no puede ser localizado.

La fiscalía indicó que prepara la petición con el tribunal provincial de Uppsala que debe decidir la detención durante una audiencia cuya fecha aún no ha sido precisada. "Si la corte decide detenerlo, emitiré una orden de detención europea", añadió Persson.

Assange, que permaneció siete años refugiado en la sede diplomática ecuatoriana para evitar que las autoridades británicas lo extraditaran a Suecia, fue detenido el 11 de abril en la legación después de que el gobierno de Quito le retiró su apoyo.

Un tribunal de Londres condenó al activista, el 1º de mayo, a 50 semanas de prisión por violar las condiciones de su libertad condicional.

La investigación de la Justicia sueca está relacionada con un presunto caso de abuso sexual que se produjo en 2010 entre Assange y una mujer sueca a la que conoció durante una conferencia en Estocolmo. Assange siempre ha negado esta acusación.

Las autoridades suecas archivaron la investigación en 2017, pero la fiscalía sueca reabrió el caso el 13 de mayo tras la detención de Assange en Londres.

Ayer, a petición de Estados Unidos, las autoridades ecuatorianas hicieron el reconocimiento e inventario de las pertenencias que Assange dejó en su embajada.

"¡Lenín Moreno, traidor, ladrón!", gritaban una docena de manifestantes contra el actual presidente de Ecuador a las puertas de la legación, enarbolando pancartas que decían "Protejan la libertad de expresión e información" y "Liberen a Assange, no lo extraditen a Estados Unidos".

La Fiscalía General de Ecuador señaló en un comunicado que el objeto fue "identificar e incautar pertenencias... que pudieran servir como indicios de la posible comisión de delitos".

Agencias AFP y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.