Tensión: tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg, Trump advierte que buscará ocupar la vacante "sin demoras"

El presidente Donald Trump se enteró anoche de la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg luego de un mitin de campaña en el Aeropuerto Regional de Bemidji
El presidente Donald Trump se enteró anoche de la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg luego de un mitin de campaña en el Aeropuerto Regional de Bemidji Fuente: AP
(0)
19 de septiembre de 2020  • 12:32

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó esta mañana que tiene la intención de ocupar "sin demoras" el asiento de la Corte Suprema que quedó vacante ayer por la muerte de Ruth Bader Ginsburg, quien falleció por un cáncer de páncreas a los 87 años. Con su mensaje, el mandatario republicano anticipa lo que probablemente será una feroz batalla política a menos de dos meses de las elecciones presidenciales.

En un tuit en el que mencionó a su partido, el republicano, Trump escribió: "Fuimos puestos en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por las personas que con tanto orgullo nos eligieron, la más importante de las cuales se ha considerado durante mucho tiempo la selección de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. ¡Tenemos esta obligación, sin demora!".

Trump podría ser el primer presidente desde los tiempos de Richard Nixon en nombrar a tres jueces de la Corte Suprema en un solo mandato de cuatro años, después de designar ya a Neil Gorsuch y Bret Kavanaugh.

Ginsburg, la jueza progresista de mayor jerarquía y considerada una paladín de los derechos de las mujeres, murió ayer a los 87 años de edad por las complicaciones de un cáncer pancreático metastásico después de 27 años en la corte.

Hace algunos días, y a sabiendas del impacto que tendría su fallecimiento, Ginsburg dictó una declaración a su nieta, Clara Spera, según publicó la radio pública, NPR: "Mi deseo más ferviente es que no seré reemplazada hasta que se instale un nuevo presidente".

Ante esta situación, Trump, que busca la reelección en los comicios del 3 de noviembre, tiene la oportunidad de expandir la mayoría conservadora de la corte a 6-3 en un momento de gran división política en Estados Unidos.

Los nombramientos para la Corte Suprema requieren la confirmación del Senado y el oficialismo controla la cámara, con 53 de los 100 escaños. Los demócratas carecen de los votos para bloquear cualquier propuesta de Trump a menos que algunos senadores republicanos se les unan.

Con la ayuda del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, que ha hecho de la confirmación de los candidatos judiciales federales de Trump una prioridad, el presidente podría anunciar un candidato y avanzar rápidamente en el proceso de confirmación, que suele durar al menos dos meses.

La jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, ícono progresista en EE.UU., murió ayer a los 87 años
La jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, ícono progresista en EE.UU., murió ayer a los 87 años

El oponente demócrata de Trump en la carrera presidencial, Joe Biden, dijo anoche que el ganador de la elección debería ser quien haga la selección.

McConnell prometió que el Senado votaría cualquier propuesta de Trump.

Un asiento clave

Para los liberales que la consideraban una heroína, el dolor que han expresado por su muerte estaba teñido del temor por lo que sucederá con la vacante.

Durante años, los activistas conservadores han tratado de conseguir suficientes votos en el Tribunal Supremo para anular el fallo Roe contra Wade de 1973 que legalizó el aborto en todo el país. Durante la campaña de 2016, Trump prometió nombrar jueces que anularan esa decisión histórica. Pero, incluso con una mayoría conservadora, el tribunal revocó una restrictiva ley de aborto de Luisiana.

Los demócratas todavía están furiosos por la negativa del Senado republicano a votar por el candidato a la Corte Suprema del presidente demócrata Barack Obama, Merrick Garland, en 2016, después de que el juez conservador Antonin Scalia murió durante ese año electoral. Entonces, McConnell en 2016 dijo que el Senado no debería votar por un candidato a la corte en un año de elecciones, una postura que ha revertido desde entonces.

Muchos observadores de la corte esperan que Trump intente reemplazar a Ginsburg con una mujer. Un posible contendiente en la lista de Trump es Amy Coney Barrett, una jueza conservadora de la Corte de Apelaciones del 7º Circuito de Estados Unidos en Chicago, que estaba siendo considerada en 2018 antes de que Trump eligiera a Kavanaugh.

Agencias Reuters y ANSA

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.