Trump endurece sus amenazas contra la prensa

Volvió a chocar con los periodistas, calificó de "estúpidas" las preguntas de una reportera y no descartó cancelar más pases
Volvió a chocar con los periodistas, calificó de "estúpidas" las preguntas de una reportera y no descartó cancelar más pases Fuente: Archivo - Crédito: Susan Walsh/AP
(0)
10 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- Tras el incidente que culminó con la cancelación del acceso a la Casa Blanca de un corresponsal de la cadena CNN , el presidente Donald Trump volvió ayer a la carga contra la prensa. Consideró "estúpidas" las preguntas que le estaba haciendo una reportera, a otra la calificó personalmente de "perdedora", y amenazó con retirar más credenciales de periodistas.

En un tenso intercambio de 20 minutos con los periodistas poco antes de partir en viaje a París para una ceremonia de conmemoración de la Primera Guerra Mundial, el presidente fundamentó sus últimas decisiones en la relación con el periodismo. Definió a la Casa Blanca como "un lugar sagrado" y dijo que los reporteros no "están tratando la oficina del presidente con respeto".

En este sentido defendió la revocación de la credencial de prensa al corresponsal de CNN Jim Acosta.

"Es un tipo muy poco profesional. No creo que sea una persona inteligente. Pero habla muy alto", dijo. Agregó que no había decidido aún si se restauraría el pase de Acosta. Sostuvo que el gobierno no había "manipulado" el video oficial en el que se ve a Acosta forcejeando con una pasante de la Casa Blanca durante la conferencia de prensa del miércoles.

"Simplemente es un primer plano", dijo, en referencia al momento en el que se ve a Acosta alejando el brazo de la pasante, pero no se incluye el instante previo en el que es la pasante la que toma del brazo a Acosta. Trump insinuó también que "podría haber otros" a los que se les quite sus credenciales.

De acuerdo a fuentes locales, Trump tiene en la mira a los diarios The New York Times y The Washington Post.

En la misma conferencia de prensa realizada ayer en los jardines de la Casa Blanca se enfrentó con otra periodista de la cadena CNN, Abby Phillip, que le preguntó si con los últimos cambios en la Fiscalía General estaba buscando frenar las investigaciones sobre el Rusiagate. El presidente se quedó mirando unos segundos a Phillip, dudó, y contestó que esa era "una pregunta estúpida". Luego la señaló con el dedo y agregó que no le llamaba la atención porque "usted siempre hace un montón de preguntas estúpidas".

En su diatriba de ayer contra la prensa, también se despachó contra la periodista April Ryan, corresponsal de la Urban Radio Networks, que no estaba en el lugar, pero a la que definió como "perdedora" y "desagradable", "alguien que no sabe qué diablos está haciendo".

Ryan, que contribuye además para la CNN, tuiteó en respuesta: "Amo este país y tengo el mayor respeto por la Oficina del Presidente. Continuaré haciendo las preguntas que afectan a Estados Unidos , a todo el país".

Los nuevos ataques de Trump a la prensa se producen luego de las demandas de varios periodistas y organizaciones de prensa -incluyendo la Sociedad Estadounidense de Directores de Noticias, los Directores de Medios de AP y la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca- para que se le devuelva a Acosta su credencial de acceso a la residencia presidencial.

"La función esencial de una prensa libre en toda democracia es recolectar y reportar independientemente la información de interés público, un derecho que está consagrado en la Primera Enmienda (de la Constitución)", dijo Julie Pace, jefa de la corresponsalía de la agencia AP en Washington. "Rechazamos enérgicamente la idea de que un gobierno bloquee el acceso de un periodista a la Casa Blanca", dijo.

Agencias AP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.