Trump siembra dudas en pleno ataque del chavismo contra la oposición

El vaivén de declaraciones de Donald Trump, principal aliado en el desafío contra la revolución, obligó a la Casa Blanca a ratificar finalmente su reconocimiento a Juan Guaidó como "único presidente legítimo de Venezuela"
El vaivén de declaraciones de Donald Trump, principal aliado en el desafío contra la revolución, obligó a la Casa Blanca a ratificar finalmente su reconocimiento a Juan Guaidó como "único presidente legítimo de Venezuela" Fuente: Archivo
Daniel Lozano
(0)
22 de junio de 2020  • 17:33

CARACAS.- Después de la tormenta tampoco llegó la calma a la oposición venezolana. El vaivén de declaraciones de Donald Trump, principal aliado en el desafío contra la revolución, obligó a la Casa Blanca a ratificar finalmente su reconocimiento a Juan Guaidó como "único presidente legítimo de Venezuela".

"Nada ha cambiado", dijo con vehemencia la jefa de prensa ante preguntas de los periodistas. Pero no es verdad. Buena parte de la oposición intentaba suavizar el sabor amargo que ha provocado la irrupción de Trump en el peor momento histórico para la causa democrática. En el aire quedan las dudas expresadas por el presidente estadounidense en sus distintas apariciones, incluido el polémico libro de su exasesor John Bolton y la decisión de que está dispuesto a reunirse con Nicolás Maduro para "discutir una salida pacífica del poder". Tal y como ya hiciera con el líder norcoreano Kim Jong-un y pese a que su administración tilda al "hijo de Chávez" de narcoterrorista, sin olvidar los 15 millones de dólares como recompensa por su captura.

El escenario actual no puede ser más negativo. Las acciones fuertes que tanto pondera Trump pulverizaron cualquier posibilidad de elecciones democráticas en el país. El chavismo volvió a secuestrar el fundamental Consejo Nacional Electoral (CNE), pese a ser minoría en el Parlamento y en la sociedad, intervino los principales partidos de la oposición, mantiene la inhabilitación de los principales líderes y ultima una nueva ley electoral que favorezca sus aspiraciones.

En estas horas se decide también el destino de Voluntad Popular, el partido de Guaidó y Leopoldo López. La disyuntiva bolivariana es si lo toma por la fuerza judicial o simplemente lo suprime. "Primero creo que hay que darle contexto al scoop de Axios. Este es un medio especializado en ese tipo de información, cortas, precisas y generalmente son 'revelaciones'. Sin embargo, lo que Jonathan Swan reporta no es nuevo. Hace semanas, Fernando Cutz había adelantado estos comentarios, cuando señaló que Trump había comenzado a ver a Maduro de otro forma, admirando su firmeza. Luego sale el libro de Bolton, confirmando esa información", explicó a LA NACIÓN la politóloga Mari Puerta, profesora de Gobierno Americano y Política Internacional en el Valencia College de Florida. La fascinación de Trump por los dictadores también explicaría el "respeto" ganado por Maduro.

"Lo que reflejan las revelaciones a Axios es la indecisión de Trump y la ambigüedad hacia Maduro. Trump no es un hombre de lealtades y como político no tiene compromisos fuera de sus intereses. La situación de Venezuela representa un conflicto de intereses porque por una parte Rusia y China son actores de peso y por la otra tiene a Florida en año electoral y con Biden cerca, empatados en algunas encuestas", añadió Puerta.

Nada más conocerse estas palabras, los radicales que fustigan a Guaidó y los chavistas se lanzaron con saña contra la yugular del presidente encargado. Tras la aclaración última de la Casa Blanca, el embajador en Estados Unidos, Carlos Vecchio, agradeció el "apoyo irrestricto y consecuente" estadounidense. "Maduro debe salir", remarcó.

La encrucijada es histórica para la oposición democrática y para el propio Guaidó. Ambos lo saben: la Asamblea Nacional (AN) cumple su último año de legislatura, tras cinco años de atropellos, palizas, detenciones, exilios, encarcelamientos y asfixia económica sin que ni una sola de sus leyes se haya puesto en marcha por la negativa arbitraria del gobierno. Una parte de los diputados sienten que se acerca algo parecido a una liberación tras todo este tiempo sin cobrar un sueldo y entre el susto constante. Sin elecciones y sin Parlamento, la oposición tiene muy difícil prorrogar el combate cuerpo a cuerpo con el oficialismo.

"Este es el peor momento de Guaidó porque está muy debilitado. Pero los errores de la oposición pesaron más a la hora de decidir cuál dirección tomar. Una administración errática (Trump) y una oposición sin estrategia propia coherente son una pésima combinación para lidiar con una crisis como la de Venezuela", puntualizó la profesora Puerta, quien vaticina que el acercamiento a Maduro puede producirse si gana la reelección.

"Difícilmente la administración Trump abandonará a Guaidó explícitamente. Como dicen en el llano, no es tan fácil cambiar el caballo a mitad del río. Pero si parece dispuesta a buscar opciones de negociación. La posibilidad que Trump abre hoy es una negociación con Maduro y que podría concretarse en una reunión entre mandatarios. Las elecciones americanas son en noviembre y los números de Trump necesitan refuerzo. Y no será con marines que lo tenga", concluyó Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.