Una amplia gama de contactos con la Argentina

De Martínez de Hoz a Cristina Kirchner, el magnate mantuvo un estrecho lazo con el país
Martín Kanenguiser
(0)
21 de marzo de 2017  

David Rockefeller y José Alfredo Martínez de Hoz construyeron una gran amistad a partir de 1964, cuando integrantes del gobierno radical de Arturo Illia que compartían el profundo sentimiento antiperonista le pidieron al ex funcionario de la administración de Guido que se hiciera cargo de la sección argentina del Consejo Interamericano de Comercio Internacional.

Rockefeller recibió con agrado el nombramiento de Martínez de Hoz como ministro de la dictadura liderada por Jorge Videla y tuvo un gesto que conmovió al flamante ministro, al organizar una cena con importantes empresarios norteamericanos un viernes a la noche en Nueva York, momento de la semana en el que la Gran Manzana suele quedar vacía.

"Es muy obvio para mí, como para todo el segmento bancario y económico internacional, que las medidas de su programa han sido muy pero muy exitosas para resucitar la economía de la Argentina. Es más, sus esfuerzos han sido altamente beneficiosos para restaurar un sentido de solidez económica que hace mucho tiempo que no se veía en el país", se entusiasmó Rockefeller en declaraciones a la prensa argentina.

A fines de los 80 y principios de los 90 también fue importante para liderar la negociación entre los bancos acreedores de la Argentina y el gobierno para el Plan Brady.

En este sentido, el ministro Domingo Cavallo, titular del Palacio de Hacienda entre 1991 y 1996, recordó en diálogo con LA NACION que Rockefeller "cumplió un rol muy positivo en estas negociaciones".

"La familia Rockefeller se dedicó a contribuir a la cultura y al progreso. Y en particular David. En relación con la Argentina, a través de la Sociedad de las Américas, y en diferentes oportunidades, como presidente del banco Chase Manhattan. Siempre brindó su apoyo en el plan Brady: fue una de las personas que, junto con Bill Rhodes, más contribuyeron desde el lado de los bancos para solucionar el problema de la deuda con los bancos", agregó.

En tanto, la presidenta Cristina Kirchner también tuvo elogios hacia Rockefeller cuando participó en 2008 de una reunión del Council of Foreign Relations. Cuando viajó a Nueva York, la entonces Presidenta destacó -tras saludar afectuosamente al magnate- que el Gobierno recibió propuestas "muy interesantes" y "beneficiosas para el país" de tres bancos internacionales para salir del default, que finalmente no se concretaron.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.