Una poderosa tormenta tropical golpeó Italia y causó 11 muertos

La mayoría de las víctimas murieron por la caída de árboles; se inundó Venecia y la nieve bloqueó caminos en el norte
La mayoría de las víctimas murieron por la caída de árboles; se inundó Venecia y la nieve bloqueó caminos en el norte Fuente: Reuters
Elisabetta Piqué
(0)
31 de octubre de 2018  

ROMA.- ¿El apocalipsis? Una extraordinaria ola de mal tiempo, con lluvias torrenciales, tornados y ráfagas de viento superiores a los 120 km/, puso de rodillas en los últimos dos días a Italia, causando por lo menos once muertos, derrumbes, inundaciones, crecidas de ríos y graves daños que afectaron también su patrimonio artístico.

La Basílica de San Marcos, en Venecia, por segunda vez en el nuevo milenio quedó inundada por el fenómeno del acqua alta, que alcanzó un nuevo récord de 156 centímetros, que sumergieron el 75% del suelo. Pese a las protecciones, el agua invadió y recubrió los milenarios mosaicos de mármol del piso de la basílica, obra maestra de la arquitectura bizantina, del siglo IX, sus monumentales portones de bronce, columnas y mármoles. "En un solo día la basílica envejeció veinte años, aunque esta es una consideración optimista", aseguró Carlo Alberto Tesserin, responsable del lugar, que detalló que el agua invadió "la iglesia de oro" hasta 90 centímetros y se retiró después de 16 horas, causando estragos. "Nos habían prometido a nosotros y a toda la humanidad que no se repetirían estos eventos", agregó, reflejando todo la angustia por algo parecido a una hecatombe, que se repitió de norte a sur.

El temporal causó una devastación impactante en diversas localidades, como el puerto de Rapallo. Debido a una violenta tormenta de viento, olas de más de diez metros arrasaron en la noche entre el lunes y el martes el dique que protegía los muelles del puerto de esa localidad balnearia de la región de Liguria, donde la mitad de las 400 embarcaciones quedaron dañadas o destruidas. Más al norte, debido a intensas nevadas, unas 200 personas se encontraban bloqueadas en el Paso del Stelvio, localidad de montaña en la provincia de Bolzano.

Salvo el caso de un surfista que murió estrellado contra la escollera, la mayoría de los muertos fueron debido a la caída de árboles.

Como en otras ciudades del país, debido a la alerta meteorológica en Roma decretaron el cierre de escuelas el lunes y el martes.

Varios barrios de la capital quedaron semiaislados por la caída de más de 500 árboles. Aunque en la capital no hubo muertos, dos jóvenes perdieron la vida en Frosinone -a 90 kilómetros-, cuando su auto fue aplastado por un árbol.

Otras dos personas también fueron víctimas de la caída de árboles en Terracina y en Nápoles. El derrumbe de una cornisa mató a una anciana en Albisola, provincia de Savona.

Según los expertos, el fenómeno -inusualmente violento y de tipo tropical- se debe al choque entre una masa de aire fría y otra caliente, así como al cambio climático.

De hecho en los últimos días en esta capital, pese a ser otoño entrado, hacía un calor inusual, con vientos cálidos provenientes desde el sur, es decir, desde África, que dejaron arena en los parabrisas de los autos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.