Volar sin piloto, un debate que crece tras la tragedia en los Alpes

La tecnología para que sean robots los que piloteen ya está disponible
John Markoff
(0)
10 de abril de 2015  

MOUNTAIN VIEW, EE.UU.- Las crecientes evidencias de que el copiloto de Germanwings estrelló deliberadamente el avión en los Alpes desataron un debate mundial sobre cómo mejorar las evaluaciones psiquiátricas de los tripulantes y cómo asegurarse de que en la cabina de mando nunca quede una sola persona.

Pero hay muchos expertos en aviación que le dieron a la discusión un giro diferente. ¿Cuántos pilotos se necesitan realmente a bordo de un avión comercial? ¿Uno? ¿Ninguno?

Con los avances de la tecnología de sensores, la computación de datos y la inteligencia artificial, los pilotos humanos son cada vez menos necesarios en la cabina de un avión. De hecho, ya hay agencias del gobierno de Estados Unidos que experimentaron reemplazando al copiloto -y en el caso de aviones de carga, incluso a ambos pilotos- por un robot o por operadores remotos.

"La industria de la aviación ya manifestó su intención de invertir sus fondos de investigación y desarrollo en esa nueva tecnología", dijo Parimal Kopardekar, director del proyecto de sistemas autónomos seguros del Centro de Investigaciones Ames, de la NASA.

La aviación comercial ya está altamente automatizada. Las aeronaves modernas suelen ser voladas por un piloto automático computarizado que rastrea la posición del avión con sensores de movimiento y navegación por cálculo, con las correcciones necesarias por GPS. Para aterrizar, los aviones comerciales también utilizan un software.

En una encuesta a pilotos de aerolíneas, los que operan Boeings 777 informaron que en un vuelo típico sólo pasan siete minutos piloteando manualmente la nave. Los pilotos que operan aviones Airbus, apenas tres minutos y medio.

Y los aviones comerciales son cada vez más inteligentes. "Un Airbus sabe lo suficiente para no estrellarse contra una montaña", dijo David Mindell, profesor de aeronáutica del MIT. "Tiene un sistema de alerta que le advierte al piloto, pero no toma el control de la nave."

Pero ese sistema sí podría tomar el control, si se lo permitieran. El Pentágono ya utilizó un software de pilotaje automático en sus jets de combate F-16. Según informes, el Sistema Automático de Evitación de Colisiones salvó un avión y la vida de su piloto en noviembre pasado, durante una misión de combate contra las fuerzas de Estado Islámico.

El Pentágono ha invertido mucho dinero en aviones robóticos. Ya en 2013, el arsenal militar norteamericano contaba con más de 11.000 drones. Pero los drones son casi siempre piloteados en forma remota, y no de manera autónoma. De hecho, en una misión de combate promedio de un drone, participan más de 150 personas.

En los próximos meses, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa (Darpa), organismo de investigaciones del Pentágono, dará un paso más en la automatización de los aviones con el Sistema de Automatización de Tareas de Tripulantes en Cabina. Y en algún momento de este año la agencia comenzará los vuelos de prueba de un robot que puede ser instalado rápidamente en el asiento derecho de una aeronave militar para actuar de copiloto. Ese robot portátil de a bordo podrá hablar, escuchar, manipular controles de mando y leer instrumentos.

El artefacto, bastante parecido al R2D2 de la Guerra de las Galaxias, tendrá muchas de las habilidades de un ser humano, incluida la capacidad de despegar y aterrizar el avión. Asistirá al piloto humano en vuelos de rutina y podrá tomar el control del avión en situaciones de emergencia.

Los robots funcionarían con tecnología de reconocimiento de voz y de síntesis de habla para comunicarse con los pilotos humanos y los controladores de vuelo. "El objetivo es alentar un nuevo tipo de automatización pensada para potenciar lo humano", dijo Daniel Patt, director de programación de la Oficina de Tecnología Táctica de Darpa.

La NASA está explorando posibilidades conexas: eliminar al copiloto en los vuelos comerciales y reemplazarlo por un único operador remoto que funcione de copiloto de varias naves a la vez.

En ese escenario, un controlador en tierra podría funcionar como un despachador que maneja una docena o más de vuelos simultáneamente. Desde tierra, ese controlador podría "proyectarse" dentro de un avión en particular cuando sea necesario y aterrizar un avión en forma remota en caso de que el piloto se vea imposibilitado de hacerlo, o algo peor.

Lo que ha logrado la tragedia de Germanwings "es que nos preguntemos si se tiene que poder o no controlar externamente un avión comercial", dijo Mary Cummings, directora del Laboratorio de Humano y Autonomía de la Universidad Duke y ex piloto militar de jets F-18, que también es investigadora del proyecto de Darpa.

"¿Puede haber aviones de un solo piloto que además puedan ser controlados desde tierra, y que serían más seguros que los sistemas actuales? La respuesta es que sí."

Traducción de Jaime Arrambide

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.