La detención de Assange: por qué el gobierno de Ecuador decidió retirarle el asilo

Lenín Moreno justificó la decisión de retirarle el asilo diplomático por su "conducta irrespetuosa y agresiva"
Lenín Moreno justificó la decisión de retirarle el asilo diplomático por su "conducta irrespetuosa y agresiva" Fuente: AFP
(0)
11 de abril de 2019  • 08:09

QUITO.- En octubre de 2018 el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, emitió un protocolo especial dirigido a Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, acusado de abuso sexual en Suecia, que permanecía con asilo en la embajada del país en Londres desde 2012, cuando el por entonces presidente Rafael Correa le concedió el beneficio.

Hoy es ese documento de nueve páginas (que incluso pedía al asilado que cuidase de la higiene de su mascota, un gato) el culpable de que el australiano esté detenido. Moreno justificó la decisión de retirarle el asilo diplomático por su "conducta irrespetuosa y agresiva". "La paciencia de Ecuador ha llegado a su límite. [Assange] Instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos. Bloqueó las cámaras de seguridad de la Misión de Ecuador en Londres. Ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática. Ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra Embajada", indicó el mandatario ecuatoriano en un mensaje de video publicado en Twitter.

Lenín Moreno: "Ecuador soberanamente da por finalizado el asilo diplomático concedido al señor Assange en el año 2012" - Fuente: Twitter

03:17
Video

El sucesor de Correa insistió en que su determinación se debe a las "declaraciones descorteses y amenazantes" de su organización en contra de Ecuador y, sobre todo, a la "transgresión de los convenios internacionales" en materia de asilo diplomático.

"Cuando asumí la Presidencia de Ecuador, heredé esta situación y dictamos un protocolo de convivencia, que es lo mínimo que alguien exige a un huésped que vive en su casa. Ecuador cumplió con sus obligaciones en el marco del derecho internacional. El señor Assange violó reiteradamente disposiciones expresas de las convenciones sobre asilo diplomático de La Habana y de Caracas a pesar de que se le solicitó en varias ocasiones que respete y cumpla dichas normas", dijo y agregó que el detenido "violó particularmente la norma de no intervenir en asuntos internos de otros estados" y puso como ejemplo de esta actitud la filtración por parte de Wikileaks en enero de 2019 de documentos del Vaticano.

Asimismo, el presidente advirtió que el Reino Unido se comprometió "por escrito" a que Assange no será extraditado a un país donde pueda afrontar la pena de muerte y reveló que hace dos días WikiLeaks amenazó al país. "Mi gobierno no tiene nada que temer. No actúa bajo amenaza. Ecuador se guía por los principios del derecho internacional, cumple las normas internacionales y cuida los intereses de los ecuatorianos", aseveró.

  • ¿Por qué se refugió en Ecuador?

En 2012, cuando Assange fue acusado de violación, cuando desde el Reino Unido querían extraditarlo a Suecia, donde habría cometido el delito, el presidente Rafael Correa salió en su defensa. Lo hizo por varios motivos: dijo que era por la libertad de prensa y expresión, pero por debajo de sus razones yace también la rivalidad con Estados Unidos.

Wikileaks, fundada por el australiano, reveló documentos de seguridad secretos de Washington, que entre otras cosas confirmaron los métodos de tortura de los militares en la cárcel de Guantánamo y que el país espiaba a varios miembros de la ONU. Esto, sin dudas, molestó a Estados Unidos. Y Correa, aliado histórico de Cuba y Venezuela, aprovechó su oportunidad para fijar su postura debido a que el experto informático afirmaba que su pedido de captura y la acusación no eran más que un plan de EE.UU. para extraditarlo y juzgarlo por la publicación de esos cientos de miles de documentos secretos.

  • ¿Qué dijo Correa tras el arresto?

Fue lapidario. El expresidente del Ecuador acusó a su sucesor de ser el "traidor más grande de la historia" latinoamericana y de cometer un "crimen" por entregar al fundador de WikiLeaks. Desde Bélgica, tuiteó: "El traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana, Lenín Moreno, permitió que la policía británica entre a nuestra embajada en Londres para arrestar a Assange".

Moreno "ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julián Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica", algo que pone su vida "en riesgo" y "humilla al Ecuador", agregó.

  • ¿Qué puede pasar ahora con Assange?

El experto informático se encuentra en una comisaría. Moreno, en su declaración, dejó explicitado que el Reino Unido se comprometió a no enviar al australiano a ningún país que pudiera condenarlo a muerte.

A minutos de su arresto, la Policía británica confirmó que la detención se debió a que Estados Unidos solicitó su extradición. "Julian Assange, de 47 años, también fue arrestado hoy jueves, 11 de abril, a las 10:53, a pedido de las autoridades de Estados Unidos", declararon las autoridades. "Es un pedido bajo la Sección 73 de la Ley de Extradición. Se presentará en custodia en la Corte de Magistrados de Westminster lo antes posible", agregaron las autoridades.

Por su parte, el Departamento de Justicia estadounidense dijo que el arresto fue en relación al cargo en su contra por conspiración. De acuerdo con documentos revelados, Assange fue parte de una de las mayores violaciones de información clasificada en la historia. La acusación formal alega que en marzo de 2010, Assange conspiró con Chelsea Manning, un exanalista de inteligencia del Ejército, para descifrar una contraseña almacenada en las computadoras del Departamento de Defensa y conectada a una red del gobierno utilizada para datos clasificados y comunicaciones.

Sin embargo, de acuerdo con lo publicado por The Washington Post, las acusaciones aún no están claras. Podrían derivarse de la divulgación de documentos confidenciales sobre la guerra de Irak en 2010 o de la publicación de correos electrónicos demócratas durante la campaña presidencial de 2016.

Los cargos que años atrás había elevado Suecia, por abuso y violación, fueron levantados, por lo que en este escenario no podría pedir su extradición. En caso que vuelva a acusarlo, el panorama sería otro y las autoridades británicas deberán decidir qué denuncia prevalece en base a una variedad de factores, como la gravedad de los delitos y la fecha en que se recibieron las solicitudes.

Agencias DPA, Reuters y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.