Alejandro Fiore: "Me gusta aprovechar cada minuto"

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada:el invitado se interroga y se fotografía
Laura Lunardelli
(0)
1 de noviembre de 2013  

Amante de su profesión, el ex simulador Alejandro Fiore asegura que, para él, actuar es un juego por el que, además, le pagan. Impagable. Pero, de todas formas, su prioridad es otra: su papel de padre. Después, sí, a trabajar, practicar boxeo, leer biografías, dar clases...

-¿Cuál es el papel que mejor te define en tu vida? ¿Padre, marido, hijo, actor, amigo?

-Creo que me define primero el papel de padre, porque es el único que mantiene los demás en segundo plano. Vivo con la mayor intensidad que siento a mis hijos, Ana y Lucio, a los que disfruto cada día. Después viene el resto.

-¿Qué porcentaje de tu vida ocupa tu trabajo?

- Mi trabajo ocupa un porcentaje muy alto en mi vida porque, como siempre digo, hacer lo que te gusta es libertad, y que te guste lo que hacés es felicidad. Y actuar es lo que definitivamente elegí hacer.

-¿Qué es lo que más te gusta de actuar?

- Lo más interesante es poder meterme en la piel de otra persona y salir por completo un rato de mí, de los pensamientos de mi cabeza. Jugar a ser otro es algo muy divertido, con vivencias, sensaciones y reacciones distintas en cada caso. Es algo que se disfruta en el mismo momento en que sucede.

-¿Ser actor es una profesión o un oficio?

- Ser actor es, primero, una elección que uno toma en base a lo que quiere hacer; es a lo que uno decide dedicarse. Con el tiempo pasa a ser un oficio, porque se van acumulando experiencias, y se convierte en profesión cuando, pudiendo vivir de esto, uno se dedica a desarrollarlo, mejorarlo y pulirlo, pero siempre sin dejar de sentir que es un juego (por el cual, además, ¡a veces te pagan!).

-¿Qué otras cosas, además de actuar, te gusta hacer? ¿Tenés hobbies?

- Me encanta estar en mi casa viendo películas con mis hijos, dar clases de actuación, también leer biografías y practicar boxeo. En resumen, me gusta estar en movimiento permanente. Me gusta aprovechar cada minuto.

-¿Qué te falta concretar?

- Muchísimas cosas, tanto en lo personal como en lo profesional. Siempre hay metas y objetivos, pero siempre focalizando en ser lo más feliz que pueda, con mi familia como prioridad y eje.

-¿Alguna vez necesitaste ser un simulador en tu vida?

Varias veces hubiera sido de gran ayuda poder serlo! Y, últimamente, la verdad, no me alcanzarían los caracteres para contarlo en esta nota.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.