Andrea Pietra habla de la felicidad junto a Stephanie, su hija adoptiva: "Ella es la hija que yo tenía que tener"

La actriz abre su corazón en una entrevista con María Laura Santillán que podrá verse esta noche
Andrea Pietra y una foto junto a Stephanie hace unos años
Andrea Pietra y una foto junto a Stephanie hace unos años Crédito: Captura de TV
La actriz abre su corazón en una entrevista con María Laura Santillán que podrá verse esta noche
(0)
29 de julio de 2016  • 12:15

Andrea Pietra abrió su corazón y habló de su maternidad en una entrevista a solas con María Laura Santillán para el programa David y Goliat, que podrá verse esta noche. La actriz, casada con Daniel Grinbank, buscó durante mucho tiempo convertirse en madre hasta que decidió adoptar a Stephanie, una niña haitiana y desde entonces es feliz: "Agradezco no haberme embarazado, ella es la hija que yo tenía que tener. Es lo más hijo mío que puede existir en este mundo", dijo.

Andrea había contado por primera vez la historia de su búsqueda en diálogo con la revista ¡Hola! unos años atrás. Entonces, explicó cómo padeció durante mucho tiempo los tabúes de la sociedad por no haber tenido hijos y cómo cambió todo desde que tuvo a Stephanie: "Tenemos ese mandato de que por ser mujeres tenemos que poder parir, ¡como si fuera fácil! Hay sólo un 10 por ciento de probabilidades por mes de quedar embarazada. Ser madre no tiene que ver con parir un hijo sino con el oficio divino de ejercer tu rol con todo el amor que hay en tu corazón. Siempre digo que desde que llegó Stephie yo me siento cada vez más feliz. Vamos juntas a todos lados porque con ella todo es más lindo". La actriz también explicó por qué adoptó en Haití y no en la Argentina: "Un día un amigo me habló de alguien que había adoptado allá. Me pasó los datos y dejé el tema en el freezer por un año, hasta le pasé los datos a una amiga, que adoptó antes que yo. Finalmente, un día llamé y arranqué el trámite".

En la entrevista que podrá verse en TN esta noche, Pietra reveló lo duro que fue la búsqueda por fertilización asistida, antes de decidirse a adoptar: "El in vitro en sí es desgarrador. Es muy desmoralizador cuando viene la menstruación con todo, imaginate todas las inyecciones que una se puso, todas las hormonas en el cuerpo, toda esa sensibilidad. También hace que tu cotidianeidad se vea turbada".

Como una invocación a otras mujeres a imitarla, la actriz le dijo a Santillán: "¿Por qué perderse la tarea de ser madre cuando hay tantos niños que no tienen una madre para que los críe para que los cuide? Si uno lo que quiere es eso. Yo quería ser mamá, no sé si quería tener una panza, yo quería tener al bebé, al hijo".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.