Anuario 2015: una forma de hacer TV que da esperanzas

Juan Minujín escribe sobre Luis Ortega, el cineasta que se lució este año en la pantalla chica con Historia de un clan, que se alejó de las convenciones para buscar la excelencia
(0)
25 de diciembre de 2015  • 13:10

"Una de las cosas que más me impactan de Luis Ortega es que no tiene problema en encarar un camino de singularidad, en no apegarse a la idea preestablecida: las escenas de miedo se hacen de una manera; las de amor, de otra, y las transiciones, de otra diferente", escribe el actor Juan Minujín sobre el cineasta Luis Ortega en uno de los perfiles que componen el anuario 2015 de LA NACION. "Lo que hace él es encontrarle un significado particular a lo que cuenta, bien alejado del lugar común. Y eso lo lleva a fondo, lo que es muy difícil porque hay que ir en contra de muchas convenciones".

"Es una persona muy conectada con lo que quiere relatar. Y muy abierto: hace una propuesta, algo que escribió la noche anterior y luego la trabajamos juntos. Eso pasó cuando colaboramos en El marginal , la nueva serie de la productora. Me parece que tiene bien claro qué es lo que quiere ver. Y cuando eso se lo puede comunicar a los actores, los resultados son muy buenos. Es una forma de trabajar diferente de lo acostumbrado en la televisión, incluso en los unitarios. Tiene una formación cinematográfica muy extensa y entonces desde los encuadres hasta el timing de las escenas, todo cobra otro significado".

"Como actor, lo que tiene de lindo trabajar con Luis es que en cada escena está buscando el subtexto de la situación. Lo cierto es que el texto, por el texto mísmo, no es lo que le interesa. Se trata de que siempre esté pasando algo más de lo que se está diciendo en la escena. Eso se vio claramente en Historia de un clan. Me gustó muchísimo el programa como espectador, pero además me dio esperanzas: hace tiempo que no veía en la tele algo así. Fue la confirmación de que se puede hacer un producto enorme. Narrativamente, estéticamente, en términos de las interpretaciones, de la producción y de los significados de todo tipo. Ojalá que haya inspirado una tendencia y se pueda seguir haciendo ese estilo de televisión: competitiva, popular y que, a la vez, sean series que uno pueda apreciar desde cualquier punto de vista. Siempre se compara la ficción local con las series de Estados Unidos y es injusta esa comparación, porque el sistema de producción y los presupuestos son completamente distintos. Pero más allá de esto, en Historia de un clan hicieron un trabajo descomunal".

"Una de las cosas más valiosas que tiene Luis es su idea de la libertad. Y a la vez va para adelante. No es fácil dirigir un programa de televisión, y él puede hacerlo. Lo interesante de lo que hizo ahora es que narrativamente son historias muy poderosas y, también en ese sentido, creo que es muy novedoso. Hace tiempo que no veíamos algo así".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.