Así, como perro y lobo

(0)
24 de noviembre de 2002  

BERLIN (EFE).- El perro y el lobo, aunque parientes cercanos, no pueden comunicarse entre sí pues tienen "lenguas distintas", según un informe realizado por científicos del Instituto de Estudios de Animales Domésticos de Kiel, al norte de Alemania.

Los expertos, que compararon las formas de comunicación de perros de distintas razas y lobos, descubrieron que mientras los primeros se expresan a través del ladrido, sus parientes más cercanos recurren a la mímica. Con un amplio abanico de más de 60 gestos, el lobo hace comprender a sus compañeros cuáles son sus intenciones, una riqueza del lenguaje mímico que los científicos creen necesaria en una jerarquía tan estricta como la que reina en las manadas.

En el mundo de los perros, en cambio, este tipo de comunicación presentaría enormes dificultades debido a la variedad de razas y la consecuente diferencia física, por lo que los canes expresan sus deseos o intenciones con una amplia gama de ladridos o gruñidos, dependiendo del estado anímico.

Lo curioso es que el perro es, a su vez, el animal que mejor entiende la mímica del ser humano, mejor incluso que el pariente más cercano del hombre, el mono, según estudios del Instituto Max-Planck de Antropología Evolucionaria (Alemania) y de la Universidad de Harvard en Cambridge.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.