El Di Tella, vuelve. Bony, el polémico