Charly García: Kill Gil, primer acto