Cinco momentos bizarros de la carrera de James Franco

Una loca entrevista, la película que desató un conflicto internacional
Una loca entrevista, la película que desató un conflicto internacional Fuente: Archivo
El actor de ¿Por qué él? es una anomalía dentro de la industria y los siguientes episodios lo prueban
Milagros Amondaray
(0)
19 de enero de 2017  • 00:53

*1. UNA LOCA ENTREVISTA Y UN ESCÁNDALO INTERNACIONAL

El efecto dominó provocado por la película de Evan Goldberg y Seth Rogen (protagonizada por éste último y James Franco ) no solo fue mucho más descabellado que la trama del film en cuestión sino que además parecía ser la materia prima ideal para una nueva producción de la dupla. La premisa de la comedia - dos periodistas tienen como misión asesinar al líder de la República Democrática Popular de Corea y para camuflar el plan orquestan una entrevista afable - surgió de una broma entre Goldberg y Rogen, quienes seguramente jamás imaginaron los sucesos que se iban a desatar como consecuencia de la misma.

La forma con la que fue abordado Kim Jong-un (como una figura totalitaria con debilidad por la música de Katy Perry) suscitó una serie de amenazas contra los Estados Unidos , por lo cual debieron modificarse escenas del film y su fecha de estreno. Aún así, el coletazo más notorio fue el ciberataque a Sony, que implicó la filtración de screeners y de mails de ejecutivos, actores, productores y directores. Si bien Corea del Norte negó haber participado del hackeo, lo cierto es que Una loca entrevista quedará indefectiblemente ligada a ese asunto de seguridad nacional .

*2. ¿EL PEOR ANFITRIÓN DE LOS OSCARS?

Desastre absoluto: con Anne Hathaway en los Oscars 2011
Desastre absoluto: con Anne Hathaway en los Oscars 2011 Fuente: Archivo

Es de público conocimiento que cuando los productores de los Oscar eligen sus anfitriones están, en gran medida, haciendo una apuesta a ciegas. Así como en algunos casos el resultado sorprende desfavorablemente ( Neil Patrick Harris y Chris Rock estuvieron muy por debajo de las expectativas), también hay otros escenarios en los que la elección se convierte en un verdadero éxito ( Ellen DeGeneres y su famosa selfie). James Franco pertenece a la primera categoría.

El actor se unió a Anne Hathaway para conducir la ceremonia de 2011 (curiosamente, el mismo año en el que estuvo nominado como mejor actor por 127 horas) y su trabajo fue penoso. Así como Franco mostró un total desinterés durante toda la entrega - incluso estuvo con su celular en la mano -, Hathaway debió compensar la falta de compromiso de su partenaire y sobreactuó su rol de host.

Tiempo después, el actor aludió a la infame entrega, pero sin hacer mea culpa por el papelón: "Yo convencí a Anne de conducirla conmigo, le dije que iba a ser una aventura y después nos criticaron mucho, un poco más a mí que a ella (...) nadie fue responsable de lo que pasó, nos golpearon porque éramos las caras del evento, pero lo cierto es que no pudimos escribir el guión como sí Steve Martin o Chris Rock, en nuestro caso fue muy diferente", expresó Franco intentando justificar la gala que fue calificada por el crítico Roger Ebert como "la peor en la historia de los premios". ¡ Ouch!

*3. SU INEXPLICABLE PASO POR EL MUNDO DE LAS TELENOVELAS

En General Hospital interpretando a un personaje creado por él llamado, claro, Franco
En General Hospital interpretando a un personaje creado por él llamado, claro, Franco Fuente: Archivo

Franco puede hacer un libro de fotos de Lana Del Rey ; escribir una novela que se convertiría en un hit en el mundo indie como Palo Alto y adaptar a William Faulkner con As I Lay Dying. Si hay algo que lo vuelve fascinante es precisamente su maleable concepción del arte. Por lo tanto, cuando en 2009 decidió formar parte del elenco de General Hospital - la soap opera de ABC que produjo nada menos que 13.000 episodios -, nadie se sorprendió tanto.

El actor venía de interpretar al activista Scott Smith en Milk, la biopic de Gus Van Sant protagonizada por Sean Penn , cuando se aventuró a escribir a Franco, el personaje del conocido drama televisivo donde pudo seguir alimentando su ego. Como buen aprendiz de los códigos de las telenovelas, el actor concibió un papel totalmente descabellado: un artista multimedia y asesino serial que se obsesiona con un sicario. Para comprender cabalmente lo que el artista quiso hacer en General Hospital basta ver solo algunas escenas sueltas, dado que su actuación parece salida de un sketch de Saturday Night Live.

El actor interpretó a Franco intermitentemente hasta 2012 cuando fue reemplazado por Roger Howarth, demostrando que un nominado al Oscar bien puede coquetear con la televisión matutina y sobrevivir en el proceso. Dato: James luego tomaría material de su interpretación para crear un documental alusivo y una performance que se llevó a cabo en el MOCA, el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles.

*4. LA BURLA DE SUS AMIGOS EN EL ROAST DE COMEDY CENTRAL

El golpe de sus amigos en Comedy Central
El golpe de sus amigos en Comedy Central Fuente: Archivo

Los roasts de Comedy Central son, esencialmente, un evento en el que amigos y/o colegas de un artista se reúnen para "quemarlo" en vivo, es decir, para ejecutar monólogos a costa del invitado. El de James Franco fue incuestionablemente el mejor. ¿La razón principal? El objeto de burla ha dado mucho material a lo largo de los años. Jonah Hill , Jeff Ross, Sarah Silverman, Andy Samberg, Bill Hader (memorable como el apócrifo Presidente de Hollywood), Aziz Ansari, Natasha Leggero y Nick Kroll destrozaron a Franco desde varios ejes, ya sea por sus ínfulas de autor como por su rabioso egocentrismo.

En este roast no hubo ningún momento fallido (como sí pudimos encontrar en el de Justin Bieber ), y los comediantes abordaron la supuesta bisexualidad de Franco, su malograda performance en los Oscar y su imperiosa necesidad por ser exitoso todoterreno, a partir de chistes inspirados y precisos de los que Franco se rió con altura.

De hecho, sobre el final del roast, el actor resurgió de las cenizas con un alegato en defensa propia, en el que describió al evento como una instalación artística de su autoría titulada Genio indemne. Perfecto final para un evento ídem.

*5. LA PARODIA A KANYE WEST

Con Seth Rogen parodiando a Kanye West y Kim Kardashian
Con Seth Rogen parodiando a Kanye West y Kim Kardashian Fuente: Archivo

No todo lo que está relacionado con Una loca entrevista tiene necesariamente una connotación negativa y esta parodia es una prueba de ello. Durante el rodaje del film, Franco y Rogen se aburrieron un poco y se embarcaron en la filmación de "Bound 3", un video que copia plano a plano el de Kanye West , titulado "Bound 2", aquel en el cual el músico se ponía mimoso con Kim Kardashian arriba de una moto. En síntesis: el clip pedía a gritos ser parodiado y los actores escucharon ese pedido.

De todas formas, lo más bizarro llegó después del hecho, cuando West reaccionó favorablemente al video y llamó a la dupla para que canten en su boda con Kardashian. "Kanye tenía la idea de que apareciéramos en su casamiento para hacer la parodia arriba de su moto, hacerla en vivo delante de los invitados (...) no nos animábamos a decirle que no porque es una persona poderosa", reveló Rogen.

Sin embargo, el músico tuvo tiempo para pensarlo y decidió que quizás su idea no era tan atractiva como creía. "Nos dijo 'ahora que me escucho diciendo esto en voz alta pienso que no es lo mejor'", recordó Franco en el programa The Tonight Show.

*DE YAPA: CUANDO ALIEN HIZO UN COVER DE BRITNEY SPEARS EN SPRING BREAKERS:

*OTRA YAPA: EL TRAILER DE ¿POR QUÉ ÉL?, COMEDIA QUE YA ESTÁ EN NUESTRAS SALAS:

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.