Cinco "¡ups!" de las celebridades

Fuente: Archivo
Desde el inolvidable incidente de Janet Jackson en el Super Bowl, un repaso por episodios que los famosos prefieren olvidar; mirá los videos
(0)
24 de febrero de 2011  • 20:51

Dicen que del ridículo no se vuelve. Y eso es algo que las celebridades aprenden muchas veces a la fuerza e incluso intentan desafiar el dicho y revertir la situación. Pero es así. La exposición a la que los llevó la fama provoca que, a veces, haya escenas que los artistas protagonizan sin desearlo y que en cuestión de minutos ya se difundió por la Web y los medios. A continuación, cinco imágenes que los famosos hubiesen querido rescatar antes de que hicieran públicas.

El incidente exhibicionista de Janet Jackson

El contexto no era el más indicado para cometer ningún error o para que el vestuario le jugara una mala pasada: el Super Bowl, el evento deportivo esperado por los estadounidenses y que suele tener a más de un millón de espectadores del otro lado de la pantalla y a otros centenares en el estadio de turno.

Participar de ese espectáculo, que trasciende lo deportivo, es un lujo para los artistas de ese país, que tratan de aprovecharlo con una gran interpretación. En 2004, la parte artística del Super Bowl estuvo a cargo de MTV. Pero fue la primera y la última vez: en ese show, Janet Jackson y Justin Timberlake compartieron el escenario con su música, en una puesta cargada de sensualidad que terminó cuando, hacia el final de la coreografía, el cantante de "Sexyback" dejó a la hermana del Rey del Pop con un seno al aire.

Video

A partir de allí, escándalo, cuestionamientos, risas y la reproducción por todos los medios de la escena, que fue interrumpida cuando los reflejos del director reaccionaron. Pedido de disculpas por doquier (CBS, MTV y NFL, además de, por supuesto, las de sus protagonistas) y una consecuencia para las transmisiones de los espectáculos: un retraso de 5 segundos para evitar incidentes de esta clase.

Britney Spears: brote psicótico bajo los flashes

Hubo un momento en el que Britney Spears dejó de ser la niña mimada del pop y pasó a ser la joven descarriada de Estados Unidos. De sus hits y sus premios pasó a tener un matrimonio de dos días, producto de una noche alocada en Las Vegas, y un noviazgo con el cuestionado bailarín Kevin Federline, con quien tuvo dos hijos. Su instinto maternal, o la falta de él, fue registrada en varias fotos publicadas en los medios locales, que la llevaron ante la Justicia para luchar por la tenencia. La vida de fiesta (con la compañía nada menos que de Paris Hilton) después de su separación con el coreógrafo llevó a los periodistas estadounidenses a hablar del gran declive de la otrora superestrella.

La imagen de ese declive, que incluyó varias internaciones en centros de rehabilitación por drogas y alcohol, fue aquella que sacó un paparazzi cuando Britney, en un brote de locura, se rapó y se hizo dos tatuajes en 2007. Meses más tarde, la cantante intentó reivindicarse con una presentación que no hizo más que hundirla: se la veía desmejorada y confundida, con problemas en la coreografía y sin cantar en vivo.

Video

Los nervios y el himno: mala combinación para Christina Aguilera

Nuevamente el Super Bowl y otro video que dio vueltas por la red y los medios: Christina Aguilera y su error al cantar el himno de Estados Unidos. La cantante de "Ven conmigo" fue la estrella elegida este año para entonar el himno, aquél que "sabe de memoria desde los seis años". Pero, a sus treinta años, los nervios se adueñaron de su memoria e hicieron que repitiera el tercer verso cuando debía cantar el séptimo y que, encima, dijera mal la letra.

Video

"Tan sólo espero que la gente haya sentido mi amor por este país y que se haya transmitido el verdadero espíritu del himno", se disculpó horas más tarde por el error que pasó desapercibido en el momento, pero del que los medios e Internet se hicieron eco con tono burlón ("El himno no es fácil de cantar con sus tonos agudos y cambiantes. Pero normalmente lo que al menos suele concordar es el texto", publicó The New York Times).

Kanye West, Taylor Swift y un momento incómodo

La cantante de música country Taylor Swift estaba muy emocionada cuando recibió su primer galardón de los Videos Music Awards que entrega MTV, en 2009, por su video "You belong with me". El discurso emotivo, sin embargo, fue interrumpido por el rapero Kanye West, que irrumpió en el escenario para opinar que Beyoncé merecía ese premio. La cantante de "Single ladies" miró la escena atónita desde su butaca, mientras el público abucheó el planteo del músico a la adolescente, que se mostró descolocada.

Video

Más tarde, cuando Beyoncé fue a recoger una estatuilla no dejó pasar el gesto de West. "Recuerdo tener 17 años, para mi primer premio de MTV con Destiny’s Child y fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida así que quiero que Taylor suba y tenga su momento", dijo y le cedió la palabra a Swift. Después de la ceremonia, el rapero fue cuestionado por colegas y periodistas y terminó pidiendo disculpas a través de Twitter, mientras que la joven cantante aprovechó la gala de premiación del año siguiente para cantarle una canción a West, llamada "Inocente", donde aceptaba las disculpas.

Video

Joaquin Phoenix: el papelón que no fue

¿Joaquin Phoenix está loco? ¿Es drogadicto? ¿Va a dejar la actuación? Todas estas preguntas se hicieron periodistas y seguidores del controvertido actor cuando él se paseaba por los programa luciendo desaliñado, con una llamativa barba y distraído. Pero todo terminó siendo una gran farsa que supo sostener el actor de Johnny and June para luego revelar que era todo parte de una campaña para promocionar el documental I’m Still Here. Particular campaña y un ¡ups! compartido entre el actor y quienes le creyeron.

Entrevista con David Letterman
Trailer de I'm still here

Participación. ¿Recordás estos episodios? ¿Cuál te parece el más ridículo?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.