Dora y la ciudad perdida: desparejo traslado de la TV al cine

Trailer de Dora y la ciudad perdida - Fuente: YouTube

02:20
Video
María Fernanda Mugica
(0)
29 de agosto de 2019  

Nuestra opinión: buena

Adaptar una serie animada, con espíritu didáctico y bilingüe a un film de aventuras es un desafío que Dora y la ciudad perdida logra superar. Su mayor hallazgo es la utilización humorística de características propias de la serie, como quebrar la cuarta pared para enseñar una palabra en castellano o el hábito de inventar canciones para casi cualquier situación. Isabela Moner, como Dora adolescente, consigue un equilibrio entre el trazo más grueso del personaje animado, el guiño al público y su aspecto más humano. Pero más allá de sus aciertos, la película resulta muy despareja. Junto a momentos inteligentes y graciosos hay otros que aburren o resultan irritantes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.