La ONU dividida por una mención especial para la Mujer Maravilla

La heroína fue reconocida como nueva embajadora honorífica para inspirar a niñas y mujeres
Lynda Carter
Lynda Carter
La heroína fue reconocida como nueva embajadora honorífica para inspirar a niñas y mujeres
Martín Fernández Cruz
(0)
23 de octubre de 2016  • 09:45

El icónico personaje de DC comics, que el próximo 2017 contará con su primera película solista, fue reconocida por las Naciones Unidas como símbolo por la igualdad. En palabras de Cristina Gallach (secretaria general adjunta de comunicaciones e información pública de la ONU), la importancia de la Mujer Maravilla radica en que “es un icono, desde su nacimiento, ha sido reconocida por su compromiso por la paz, la justicia y la igualdad”. El objetivo a través de esta acción, es el de promocionar y concientizar sobre la importancia en la igualdad de género, y es importante que esta mención se otorgue pocos días después de las declaraciones de Greg Rucka [uno de los guionistas más importantes que el personaje tuvo durante sus años de historia], en las que comentó que según su percepción de la heroína, ella es decididamente bisexual.

Mención con polémica

Gadot
Gadot

Este reconocimiento, por otra parte, despertó el repudio de varios integrantes de la ONU, que consideraron poco acertado darle tal mención a una heroína de ficción. La secretaria Cristina Gallach respondió diciendo que otorgarle ese título a la Mujer Maravilla, permitirá “alcanzar a nuevas audiencias con mensajes esenciales sobre el empoderamiento y la igualdad”. En el acto de anuncio, y mientras la diplomática daba su discurso, varios de los asistentes eligieron darle la espalda en señal de protesta. La embajadora de Nicaragua, María Rubiales, declaró que no considera que las mujeres de su país puedan sentirse representadas por el personaje de historietas: “quisimos venir hoy a demostrar que realmente nosotras no estamos a favor de esto. Hay miles, millones de mujeres en el mundo que pueden ser un ejemplo para todas”. La protesta traspasó las paredes de las Naciones Unidas, y en Internet ya se recolectan firmas en señal de oposición a ese nombramiento.

Para otras mujeres que son integrantes de las Naciones unidas, lo grave de este asunto es que mientras se hace un reconocimiento simbólico a un personaje de fantasía, el puesto de Secretario General, una vez más, es ocupado por un hombre. El colectivo WomanSG, que lucha por colocar a una mujer en ese puesto, emitió un comunicado en el que manifestó “estar extremadamente decepcionada porque la ONU se decidiera a utilizar una versión musculosa de la muñeca Barbie para representar en el mundo la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas”.

La Mujer maravilla como símbolo de una época

Wonder WOman
Wonder WOman

La princesa Diana de Themyscira, mejor conocida por la Mujer Maravilla, fue creada en 1941 por el psicólogo William Moulton Marston, la también psicóloga Elizabeth Holloway (esposa de Marston), y Olive Byrne, novia del matrimonio y presunta inspiración para Diana. Junto al dibujante H. G. Peter, la Mujer Maravilla debutó luego que una prehistórica editorial (que luego terminaría siendo DC) contratara a Marston para que creara a su propio personaje. El profesional había ganado notable popularidad no solo por sus trabajos en el campo de la psicología, sino también por haber sido el creador del polígrafo (mejor conocido como el detector de mentiras). El objetivo del equipo creativo era representar a través de Diana a un ideal de heroína libre e independiente, una mujer que en palabras del propio escritor, “debía gobernar el mundo”.

Con el correr de los años, el personaje pasó períodos disimiles: hubo guionistas que no supieron capitalizar sus posibilidades (llegando a convertirla en secretaría de un grupo de héroes varones), mientras que otros no dejaron de plantear sus aventuras como ecos de las luchas que muchas mujeres llevaban adelante, convirtiendo a la Mujer Maravilla en el símbolo que a través de ese reconocimiento en la ONU, se pretende volver a destacar.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.