Netflix: Hogar, un buen thriller psicólogico sobre los temores de la madurez

Javier Gutiérrez, protagonista de Hogar, film original de Netflix escrito y dirigido por Álex y David Pastor
Javier Gutiérrez, protagonista de Hogar, film original de Netflix escrito y dirigido por Álex y David Pastor Crédito: Netflix
Diego Batlle
(0)
27 de marzo de 2020  • 19:42

Hogar (España/2020) Guion y dirección: Àlex Pastor, David Pastor. Fotografía: Pau Castejón Música: Lucas Vidal. Elenco: Javier Gutiérrez, Mario Casas, Bruna Cusí, Ruth Díaz, David Ramírez, David Selvas y David Verdaguer Duración: 103 minutos. Disponible en: Netflix Nuestra opinión: buena.

En los tres días posteriores a su estreno mundial en Netflix, Hogar se mantenía como la película más vista entre los usuarios de la Argentina (en segundo lugar figuraba otra producción española como El hoyo). ¿Qué tienen estos films, además de la coincidencia idiomática, para generar tanta adhesión? ¿Son obras maestras insoslayables? En el caso de Hogar, claramente no. Sin embargo, a la hora de buscar explicaciones a semejante fenómeno masivo hay varias explicaciones posibles.

En principio, hay que destacar la eficacia de sus guiones, lo ajustado de las actuaciones y la solidez de la puesta en escena. Mejores o peores, el nivel de profesionalismo que ostentan los contenidos made in Spain es incuestionable. Yendo un poco más allá, se podría inferir que el éxito a escala global que han conseguido series españolas como La casa de papel (que el viernes estrenará su cuarta parte en la plataforma) o Élite se está extendiendo ahora a las películas de ese origen y, en ese sentido, la presencia de Mario Casas, intérprete de El barco, como uno de los protagonistas de Hogar, también podría funcionar como un buen argumento de seducción.

Más allá de esas u otras hipótesis más o menos plausibles, lo cierto es que Hogar, nuevo trabajo de los hermanos Àlex y David Pastor en el que se desmarcan del tono apocalíptico de Infectados y Los últimos días, funciona con convicción dentro de los cánones clásicos del thriller psicológico: desde la constante y creciente manipulación con rasgos psicopáticos hasta la invasión a la privacidad, pasando por la usurpación de identidad y otra cuestiones siempre enfernizas.

Javier Muñoz (un sólido Javier Gutiérrez, visto en Plan de fuga, Durante la tormenta y Campeones) es "un mito" (así lo llaman sus colegas) como creativo publicitario. Sin embargo, este cincuentón ya lleva un año sin trabajo y su hasta hace poco muy holgada existencia se ve seriamente amenazada. Las entrevistas en las agencias ahora manejadas por jóvenes cínicos e insensibles resultan un fracaso tras otro. Así, después de soportar una larga saga de humillaciones y degradaciones, nuestro antihéroe no tiene más remedio que mudarse con su esposa (Ruth Díaz) y su hijo (un adolescente obeso) a un departamento mucho más chico y peor ubicado en Barcelona. Luego de despedir a la empleada doméstica, descubre que ella aún conservaba un juego de llaves del piso que supo tener y que ahora está en poder de una pareja joven (el apuntado Casas y Bruna Cusí). Poco a poco, en medio de un creciente resentimiento y una progresiva obsesión, Javier se irá involucrando con ellos a partir de artilugios y engaños varios.

Hogar arranca como una impiadosa mirada al estado de las cosas entre los profesionales maduros que han quedado fuera del mercado de trabajo en tiempos de capitalismo salvaje, pero en su segunda mitad apuesta de lleno por recursos convencionales para la construcción de suspenso, tensión y ciertos golpes de efecto con resultados aceptables, pero no particularmente sorprendentes.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.