Rápidos y furiosos 8: mucha carrera, poca emoción

María Fernanda Mugica
(0)
13 de abril de 2017  

Nuestra opinión: buena

Trailer de Rápidos Y Furiosos 8

03:14
Video

Rápidos y furiosos 8 es como un auto tuneado: tiene elementos de otros vehículos, alcanza mucha velocidad y se ve bastante ridículo, pero dar una vuelta puede ser muy divertido.

La nueva entrega de la serie ya no se parece a la película sobre picadas ilegales con la que comenzó su exitosa historia. Ahora es un pastiche en el que la trama no importa y todo es más grande e inverosímil. Vin Diesel interpreta a Dom Toretto, que maneja rápido y choca cosas, mientras intenta actuar emociones profundas con su acotada gestualidad. Jason Statham y Dwayne Johnson hacen una dupla que invita a imaginar la fabulosa comedia familiar y hasta romántica que podrían protagonizar. Además vuelve el genial Kurt Russell y se suman Scott Eastwood y Charlize Theron, una perfecta villana gélida. Hay escenas de acción que entusiasman, pero también chistes y momentos dramáticos tan ridículos que causan gracia. Un mayor protagonismo de los autos corriendo en todo su esplendor y no siendo destruidos hubiese sido más satisfactorio. Pero la última y espectacular persecución sobre hielo genera suficiente adrenalina para hacer que el viaje haya valido la pena.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.