Cómo ser Eva Perón, según Anamá Ferrerira, Nacha Guevara y Elena Roger

Las Evitas del espectáculo
Las Evitas del espectáculo Crédito: Gerardo Viercovich
Las artistas y la modelo se reunieron para celebrar el que sería el cumpleaños 96 de la estadísta y hablaron con Personajes.tv
Paula Soler
(0)
15 de mayo de 2015  • 00:57

No hay dudas de que Eva Perón es parte de la cultura argentina, cultura que comparten tanto quienes aún la quieren como quienes ven en ella una figura controvertida. Es por eso que este año, cuando ella habría cumplido 96 años, son varios los tributos que se le rindieron. En el día su cumpleaños, el 7 de mayo pasado, un grupo de actrices que supo interpretar la vida de esta dirigente, se reunió en el Museo Evita gracias a un evento que fue organizado por María Cristina Álvarez Rodríguez, sobrina nieta de Evita y titular de ese centro.

Nacha Guevara , Anamá Ferreira y Elena Roger hablaron con Personajes.tv sobre cómo se prepararon para encarar la vida de una de las mujeres que más influyó en la política nacional y qué visión poseen de su figura. Y como para saber cuánto se empaparon de Eva, les preguntamos también cuál es su visión de una de sus apariciones públicas claves: el 22 de agosto de 1951, cuando se abraza a Domingo Perón en medio de un Cabildo Abierto del Justicialismo donde miles de trabajadores, reunidos por motus propio, le piden que sea la candidata a vicepresidente del general y le exigen a Perón que la deje hablar.

La Eva humana, según Nacha

Nacha, se sumó al festejo del Museo Evita y habló sobre su visión de esa figura histórica
Nacha, se sumó al festejo del Museo Evita y habló sobre su visión de esa figura histórica Crédito: Gerardo Viercovich

En 1986, Nacha Guevara protagoniza Eva, el musical que escribió junto con Pedro Orgambide, y con música de Alberto Favero. La obra, que interpretó también en 2008, cuenta la vida de esta figura histórica desde su llegada a Buenos Aires, en enero de 1934, su ascenso al poder y luego su temprana muerte a los 33 años.

-¿Cómo fue tu acercamiento a la figura de Eva antes de escribir la obra?

-Vengo de una familia antiperonista, pero yo siempre me mantuve independiente. Le tenía una enorme simpatía, que con el tiempo se ha convertido en amor gracias a conocerla, porque cuando uno conoce a alguien realmente las asperezas se liman.

-¿Cómo te preparaste para escribir e interpretar la obra?

-Investigué mucho, fueron siete años de trabajo para escribirla con Ongarbide y con Favero. Se escribió en el exilio, lo cual le dio una mirada muy amorosa pero también más distanciada, muy libre sin ningún compromiso. Fue una obra realmente artística porque no teníamos ninguna posibilidad de estrenarla. Fue sin prejuicio alguno, que es como debería trabajar el artista, sin buscar el resultado. Héctor Cámpora nos ayudó mucho porque él trabajó con ella. Además muchos colaboradores nos tiraban anécdotas. Más que el cuento político, que eso lo sacás de los medios, nos interesaban las cosas cotidianas que es lo que hace a un personaje un ser humano, sus debilidades, su sentido del humor.

-¿Qué te deslumbró de ella o te sorprendió?

-Lo que me sigue deslumbrando es la curva de su vida. Llega a Buenos Aires, a la terminal de Retiro, en el ´34 siendo mujer con una valijita y 10 años más tarde es una primera dama. Ahí hay algo que es extraordinario de por sí, que no parece real. Y ella llegó a ser una mujer súper poderosa y a morir en una edad clave, en la cima de su energía, belleza, poderío y capacidad. Es una historia que para contarla es dramáticamente perfecta.

-¿Cuánto hay de mito o ideal alrededor de ella y cuánto de real en su figura?

-Ella era muy real porque era tan sin filtro, tan brutalmente sincera, tan áspera en ciertos aspectos. El mito se hizo a partir de ahí, pero ella no fabricó un mito angelical, es una mujer fuerte que si tenía que ser vengativa, era vengativa, una mujer que no le temía a la crítica, que salía a pelearla, no hay mucho lugar para la leyenda, eso es lo que había.

-¿Creés que Evita instauró un modelo de hacer política desde la mujer?

-Es tan fuerte su figura que toda mujer sea en la política o en lo que sea tiene su influencia. Ella ha sido muy poderosa en cómo se comunicaba, en sus actitudes. El fantasma de ella está ahí atrás, pero esos son fenómenos únicos y uno nunca sabe cuándo volverán a pasar y cuántas cosas tuvieron que suceder para que ella sucediera, toda vida es única.

-Vos que te zambulliste en su historia desde libros y anécdotas, cuando en agosto del ´51 se da ese abrazo con Perón, ¿por qué creés que ella llora?

-Porque es un momento único en la historia de la humanidad: un diálogo entre una mujer y un pueblo. Yo lo presencié. Ella hablaba y la multitud le contestaba y todos se fundían en una sola voz. Ella ya sabía que estaba enferma, tuvo cierta desilusión ese día porque Perón no la terminó de apoyar [para que sea parte de la fórmula presidencial]. Si bien ella tiene un discurso posterior a ese, para ella ese es su último discurso. El poder y la vida se le escapan. Entonces surge ese llanto increíble.

Eva y el poder, según Elena Roger

Elena Roger junto a la imagen de Evita en el día en el que la estadísta cumpliría 96 años
Elena Roger junto a la imagen de Evita en el día en el que la estadísta cumpliría 96 años Crédito: Gerardo Viercovich

Elena Roger interpretó a Eva en dos países. Primero, hace nueve años en la ópera musical Evita de Andrew Lloyd Weber, en el reestreno de la obra en Londres y luego, en 2012, en Nueva York, con la misma obra y en la que fue compañera de Ricky Martin, que interpretaba el papel del Che Guevara.

-¿Cómo fue tu acercamiento a la figura de Eva Perón?

-La familia de mi papá era peronista pero vivía en el sur. La familia de mi mamá era socialista. Mi abuelo materno era italiano y había estado en una lista negra de Benito Mussolini, entonces cuando vino acá entró con Perón y un poco de temor tenía. Entonces la familia de mi madre no estaba mucho con él. Pero en general, en casa se hablaba de lo malo del peronismo, pero se valoraba lo bueno, lo que se hizo por el país.

-¿Cómo te preparaste para interpretarla?

-Esa historia familiar era la que tenía un poco en la cabeza cuando comencé a encarar el personaje. Entonces me puse a leer biografías. Algunas estaban muy en contra y otras muy a favor, eran insoportables las dos. Hasta que encontré una muy buena de Alicia Dujovne Ortiz, que era un término medio muy interesante. De allí saqué mis propias conclusiones e hice un personaje de una obra creada por ingleses y que no tiene toda la realidad porque obviamente Tim Rice no vivió el peronismo, él tenía unos amigos que se lo contaron. Por eso Tim hizo la obra que hizo.

-¿Creés que Evita instauró un modelo de hacer política desde la mujer?

-Evita puede ser un modelo, pero ella vivía en otra época. La vida de la mujer gracias a las ´Evitas´ y a otras mujeres que allanaron el camino, cambió. Aunque aún cuesta el cambio en algunos ámbitos. Antes de Evita ya ha habido mujeres que allanaron el camino con sus pensamientos feministas. Creo que copiar a Evita ahora no sería evolucionar, creo que esa Evita tenía que ver con esa época, ahora se pueden hacer mejores cosas desde otro lugar, no como lo hizo ella. No estoy diciendo que no haya tenido corazón. Era una persona que tenía poder y también tenía odio y amor. Ella tenía un gran amor por la gente humilde, como tenía un gran odio por la gente pudiente, no la que tenía la plata simplemente, sino que tenía la cabeza como ella decía: "Cuando los ricos piensan en los pobres, piensan en pobre".

-Cuando hablás de evolución, ¿hablás de limar esos odios y amores extremos?

-Yo Elena no creo que esté bueno odiar. Con el odio se hace poco. De hecho, ella hizo un montón de cosas a pesar de que tenía mucha gente en contra. Con sus herramientas, pobrecita, hizo lo que pudo contra los prejuicios, ya que ella fue la mujer del presidente y muchos no la miraban muy bien. Creo que de todas maneras ella es injuzgable porque vivió cosas y por eso actuó de la manera que actuó. Ella hizo y la gente que hace es criticada

-Cuando ella está en agosto del 51, frente a la multitud y se abraza a Perón, ¿por qué creés que llora?

-Quizás porque estaba en un lugar de poder en el que sentía mucha presión. A veces la gente pone a los políticos en un lugar de poder tan grande que los endiosa, pero son lugares de mucha dificultad. Siempre se comenten errores desde ahí porque nunca podés conformar a todo el mundo. Yo creo que ella ese día se abrazó a Perón como hombre, no como político, como su amor.

Eva Perón, según Anamá

Anamá junto al vestido que Jorge Ibáñez hizo en tributo a Eva Perón
Anamá junto al vestido que Jorge Ibáñez hizo en tributo a Eva Perón Crédito: Gerardo Viercovich

Sí, quizás muchos lo ignoran, pero Anamá Ferreira , la modelo brasileña que hace ya varios años que vive en Argentina, alguna vez interpretó a Eva Perón. Fue en 2008 cuando fue invitada a ser parte de una escena de la obra Femenino, de Cristian Morales.

-¿Cómo fue tu acercamiento a la figura de Eva Perón?

-Ya en Brasil me hablaban de Eva Perón y ya había leído mucho sobre su vida. Me parecía una mujer súper poderosa y para mí representarla fue un placer. En mi casa tengo fotos de ella por todos lados. Creo que hay muchas ´Evas´ en todo el mundo, ella fue un modelo. Hay muchas mujeres que están luchando para que no haya más pobreza. Las mujeres que trabajan en su casa, las que tiene que trabajar afuera, todas son poderosas.

-¿Qué deberían aprender o qué característica deberían tener de Eva las mujeres que transitan la política?

-Humildad, Eva era muy humilde.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.