Con nombre y apellido

El príncipe
(0)
25 de junio de 2014  

Crédito: Mauro Roll

Noches atrás, el aire parisiense se instaló en el Alvear Palace Hotel para celebrar la 12° Gala Anual de la Fundación Make-A-Wish, dedicada a cumplir los sueños de chicos con enfermedades graves.

Y hasta ahí llegaron unos 400 asistentes vestidos al estilo Moulin Rouge: las mujeres con vestidos negros y colorados, plumas y tocados; y los hombres de black tie.

Aunque hubieron actrices (brilló Catherine Fulop), actores (Diego Reinhold), embajadores (llamó la atención con su turbante la Embajadora de Sudáfrica, su alteza real la princesa Zenani Dlamini), artistas visuales (Karina El Azem), el gremio más fuerte de la noche fueron los diseñadores de moda: ahí estaban Benito Fernández; Gabriel Lage, que llegó acompañado por las modelos Ingrid Grudke y Deborah Bello; Carlos Di Domenico, Fabián Zitta y Min Agostini. Y la moda pisó fuerte en esta edición de la fiesta: se comentaba por ahí que este año hubo varios interesados en vestir a los asistentes y que alguien vinculado a grandes marcas pidió la lista para ofrecerles el atuendo de la noche,

"Hemos cumplido más de 350.000 sueños en el mundo, es un deseo cada 20 minutos", contaba Mónica Parisier, presidenta de la fundación, desde el escenario, con un molino iluminado.

Ya listos para probar el menú con sabor francés, la sala se revolucionó. Es que todos se pusieron de pie para fijarse si en su silla tenían un número con premio. Y algunos afortunados hubo.

Con el correr de las horas, el remate a beneficio se prolongaba más de lo esperado gracias a las donaciones espontáneas, como el vestido de Fabián Zitta, o el reloj que ganó en el sorteo Michelle Parisier. Tanta generosidad se tradujo en 1.800.000 pesos para seguir cumpliendo sueños.

Crédito: Mauro Roll

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.