Contar cuentos, contar palabras

Tomás Astelarra y un nuevo libro a la medida de su autor
Daniel Flores
(0)
6 de junio de 2003  

Con una licenciatura en Economía de la Universidad Torcuato Di Tella y un máster en Periodismo de la Universidad del País Vasco, a Tomás Astelarra no le falta entrenamiento en números ni en letras. Sin embargo, ninguna experiencia suya en la materia, o en el cruce de materias, equipara la de Aforismos ronateros, el libro que este porteño actualmente instalado en Cochabamba, Bolivia, acaba de publicar de manera artesanal e independiente.

Es que Astelarra no sólo cuenta cuentos, sino que también cuenta las palabras, las comas y otros ingredientes. Así, esta colección no se caracteriza por una temática, sino por una construcción algo aritmética: cada texto consta (exactamente, según el autor) de 200 palabras, 50 comas, un paréntesis, una pregunta y un punto final. "Además, dentro de la estructura, una palabra o frase se repite diez veces y otra, cinco. Y el principio es igual al final", explica Astelarra, como si indicara especificaciones técnicas para fines muy alejados de lo literario.

Lógica numérica

Nada más alejado de la realidad: el mismo economista (que, para sumar confusión, también es músico) escribió 19 de estos llamados aforismos y consiguió que otros seis colegas le entregaran los suyos, con idénticas medidas, y que el periodista Mario Eráclito Cardoso aportara una introducción según el citado método. Hasta los agradecimientos, en la última página, se mantienen dentro de esta lógica numérica. "Me cuesta mucho escribir cuentos cortos, así que ésta me pareció una buena manera de lograrlo –admite el contador–. Aunque es cierto que 50 comas quizá sean demasiadas..."

Los que no puedan creer que nada de esto haya ocurrido en verdad podrán corroborar su perfecta simetría pasado mañana, a las 17, cuando Aforismos ronateros se presente de manera oficial en El Conventillo Verde, Magallanes 890, La Boca.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?