Ultima página / Om. De Nagoya a Buenos Aires, meditación zen sin escalas