El revival de la tabla de lavar: un instrumento clásico de los años 40 ahora se produce en Argentina

Ed Sheeran y la cantante argentina Silvina Moreno posan con una washboard. En su último paso por Argentina, el músico británico recibió una edición argentina del instrumento que se hizo popular en las orquestas de swing
Ed Sheeran y la cantante argentina Silvina Moreno posan con una washboard. En su último paso por Argentina, el músico británico recibió una edición argentina del instrumento que se hizo popular en las orquestas de swing Crédito: Gentileza Cincinatti Washboards
Manuel Buscalia
(0)
26 de agosto de 2019  • 13:53

Cuando Ed Sheeran tocó en el Campo Argentino de Polo en febrero de este año estrenó en vivo la tabla de lavar que la cantante Silvina Moreno, una de sus teloneras, le había regalado días antes para su cumpleaños. "Hay un boom de las washboards que es increíble", dice Luciano Pellegrini, uno de los fundadores de Cincinnati Washboards, la marca que hoy es la principal productora y distribuidora del instrumento en el país. Además de Sheeran, ya llegó a manos de artistas como Mon Laferte, Fantastic Negrito, Gustavo Santaolalla, Inés Estévez, Lali, y a la escena local de swing, con bandas como La Familia de Ukeleles, Hot Shooters y Los Jivers.

El emprendimiento surgió a finales de 2015 cuando Pellegrini, baterista y percusionista, estaba buscando una tabla para la presentación de El Gran Rubí, el segundo disco de La Familia de Ukeleles. "Me había comprado una por internet en Estados Unidos y nunca llegó", cuenta. Con ayuda de su primo, que es músico e ingeniero mecánico, pudo armarse una. Dos meses después, cuando los dos se separaron de sus parejas, se fueron a vivir juntos a una casa de Vicente López y empezaron fabricar algunas tablas. "Armamos cinco y a la semana teníamos vendidas ocho", dice Luciano. Al día de hoy, Cincinatti tiene producidas más de 800.

Con el banjo y la cigarbox -una antigua caja de cigarros vacía con una o dos cuerdas-, las washboards fueron una pieza clave para la formación de las primeras orquestas de swing, bluegrass y blues en Nueva Orleans y la Costa Oeste a principios del siglo XX. Si bien en Argentina la tabla está presente en orquestas clásicas de swing desde los años 40 y 50, hasta la actualidad nunca fue un instrumento popular. Mucho menos pensar en que podía producirse localmente. "Hay un revival del swing, con muchas bandas que incorporaron la tabla y muchas escuelas nuevas de baile", dice Pellegrini. "Lo loco es que la movida creció no solo en Buenos Aires sino en todo el mundo al mismo tiempo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.