Estreno de Bach en pleno siglo XXI

Academia Bach abrió su temporada con la Pasión según San Marcos
René Vargas Vera
(0)
20 de abril de 2016  

Que en Buenos Aires haya un lugar para el arte infinito y eterno del "Padre de la Música", y que ese lugar sea un templo, es un privilegio para esta megalópolis cosmopolita y para nuestro país. Ese lugar y templo es la Academia Bach. Decimos "templo" no como sinónimo de iglesia destinada al culto de la fe, sino por su histórico y milenario significado de espacio magnífico, creado por el genio, para que allí reinen las creaciones del espíritu, como viene ocurriendo desde los griegos.

La Academia Bach acaba de inaugurar su ciclo anual con el estreno absoluto en nuestro país de una obra no difundida del genio de Leipzig. Se trata de una de las cinco Pasiones que escribió, y de las que sólo se conocen y ofrecen de modo integral dos: las de San Mateo y la de San Juan. Quedaba de modo conjetural la Pasión según San Marcos de la que apenas se conservó el texto sacro tomado por Picander (también para San Mateo), y que en tiempos de Bach sólo se ofreció una sola vez.

Importa destacar aquí el empeño del maestro Videla, alma máter de la Academia Bach desde que la fundó en 1983, por dar continuidad a la flamante Asociación Academia J.S.Bach a partir del año pasado, al cesar su vinculación con la sociedad de conciertos Festivales Musicales, y prologar su epopeya bachiana con apoyo de las fundaciones Kultrum y Beethoven, y la embajada de Alemania.

Este primer concierto comentado nos devuelve una vez más el clima gozoso que se vive en la Iglesia Metodista Central, gracias a los comentarios profundos y amenos del maestro Videla, ya desde que se escucha el bellísimo quinto concierto brandenburgués en la impecable versión del grupo presidido por el concertino Pablo Saraví, con Mario Videla en clave y órgano.

En cuanto a la Pasión según San Marcos, nos sorprende la ausencia del narrador (el evangelista), y que sus ocho instancias (coros, arias y corales) transmitan un clima de honda y apacible devoción, con la que se identifican los solistas de la Academia Bach y el conjunto Periferia Vocal, que conduce Pablo Piccini, muy lejos del dramatismo de la de San Juan y de los conmovedores cuadros de la de San Mateo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.