Fuga de ideas: el regreso de la tele de los 80 y los 90

Vena, Torres y Suar, juntos recordaron a La banda del Golden Rocket cuando grabaron unas escenas para Los únicos en 2011.
Vena, Torres y Suar, juntos recordaron a La banda del Golden Rocket cuando grabaron unas escenas para Los únicos en 2011. Fuente: Archivo
Se preparan nuevas ficciones pensando en Grande Pá, La banda del Golden Rocket y Naranja y media, entre otras
Andrés Puig
(0)
24 de octubre de 2012  • 14:53

Entre todas las crisis que nacen y mueren a diario, hay una que ataca a la televisión: la crisis de ideas. Pero lejos de sufrirla encontró rápidamente el antídoto: el revisionismo es la clave para sobrevivir a este momento de escasez creativa. Así como Soda Stéreo y The Police se juntaron, y Roger Waters volvió a hacer The Wall, nuestra pantalla mira para atrás y trae al presente algunos éxitos del pasado.

El gusto de los televidentes por los viajes al pasado de Graduados -que están entre los momentos más altos de la ficción- demuestra que la TV no está ajena a esta reconciliación con lo que ya pasó. Con esto a la vista se gestan ficciones que tendrán el espíritu de Grande Pá (Telefé 1991 - 1994), La banda del Golden Rocket (El Trece 1991 - 1993) y Naranja y media (Telefé 1997), y en el plano de los talk shows volvió Cupido, el ciclo de culto que se vio por MuchMusic, entre 2001 y 2003, y volvió ahora para toda latinoamérica por TBS.

En ningún caso se trata de una remake exactamente igual a su inspiradora, pero si habrá varios puntos de contacto. "Es una novela del target de Grande Pá. Antes era un unitario y ahora va a ser una tira, va a tener el espíritu de esa ficción y tal vez se trate de un padre viudo que vive con sus hijas", , contó Quique Estevanez, (actual productor de Dulce amor), a LA NACION. En esta nueva comedia blanca que se llamará Lo dijo papá, quien le dará vida al personaje que en su momento encarnó Arturo Puig será Gustavo Bermudez, y tendrá aire por Telefé en 2013.

En el mismo sentido, la productora El árbol (propiedad de Pablo Echarri y Martín Seefeld), está terminando de delinear los disparadores de la nueva ficción que compartirá características con Naranja y media: una comedia que gira alrededor de la vida de un hombre con dos relaciones de pareja. En este caso Juan Gil Navarro hará el papel que supo hacer Guillermo Francella en los '90. Aquí también habrá un cambio de nombre, el nuevo será Mi amor, mi amor y en la danza de nombres para el elenco se escucharon los siguientes candidatos: Jazmín Stuart, Salo Pasik, José Luis Gioia, Federico D´elia y Marita Ballesteros. La que sí ya está confirmada como una de las protagonistas femeninas es Brenda Gandini, quien ya cambió su look para empezar con las grabaciones. Agustina Cherri iba a ser de la partida, pero luego del escándalo entre su productora y la de su marido con el gobierno de Chaco el canal prefirió que no esté.

La banda que vuelve

"Nunca podríamos hacer el mismo programa", sostuvo Sergio Vainman a LA NACION (autor junto a Jorge Maestro de La banda del Golden Rocket) respecto de la vuelta de esta emblemática historia a la pantalla. Y agregó: "Actualmente estamos terminando el concepto y la sinopsis de la nueva versión, no queremos apurar las cosas, esperamos 22 años para que vuelva, podemos hacerlo uno más". El autor se entusiasma al recordar que hoy todos los ex integrantes del programa son estrellas: Adrián Suar, Diego Torres, Fabián Vena, Julián Weich y Araceli González, entre otros.

El común denominador de todos estos retornos a los canales de aire es que se trata de ficciones. "En estos momentos los indicadores de audiencia muestran que las ficciones están imponiendo su voluntad", remarcó Vainman, y así es: Graduados y Dulce amor son dos de los tres programas más vistos de nuestra TV. Para 2013 la tendencia parece clara, mirar para atrás para inspirarse y así preparar un año con muchas historias para la pantalla chica, no volvieron los 90, pero se nota que hay un Yankelevich al frente de un canal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.