Premios. La noche en que Spinetta volvió a ser Gardel