Drogas, hits y limpieza: la nueva vida de The 1975 en la previa del Lollapalooza

Matty Healy, cantante de la banda británica The 1975, habla de sus días tormentosos y de su recuperación
Matty Healy, cantante de la banda británica The 1975, habla de sus días tormentosos y de su recuperación Crédito: GL Askew II
(0)
7 de enero de 2019  • 12:38

El 1° de junio de 2018, The 1975 dio un show agotado en el Madison Square Garden. Fue un gran momento para los provocadores del pop inglés, que recién se habían abierto paso en Estados Unidos con su segundo LP, el disco de 2016 I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful Yet So Unaware of It. "En el camino al escenario hay una foto de Michael Jackson cantando en el Garden", dice el cantante y guitarrista Matty Healy, de 29 años. "Recuerdo que me quedé mirando eso, pensando: ‘Esto es una locura’." Sin embargo, a decir verdad, Healy no recuerda mucho más de esa noche. "Fue un período extraño para mí", dice. "Todavía me estaba drogando demasiado."

Healy fundó The 1975 a principios de la década de 2000 con el baterista George Daniel, el bajista Ross MacDonald y el guitarrista principal Adam Hann, todos amigos y ex compañeros de una escuela secundaria cerca de Manchester. Pasaron años burlándose de la idea del estrellato rockero hasta que lo encarnaron al máximo. Con su ingenio lírico y sus melodías descaradamente pegajosas, I Like It When You Sleep... fue un gran paso adelante. "Pasamos de ser la mejor banda emo de Manchester en 2009 a la peor banda pop de 2015", dice Healy, cuyos padres son famosos actores de televisión en Gran Bretaña. "No nos importó un carajo."

Pero a pesar de que el perfil de la banda subió, Healy se estaba hundiendo cada vez más en su adicción a las drogas y los ansiolíticos. A principios de 2017, fumaba heroína regularmente. "No es que estaba de joda todo el tiempo", dice. "Tuvo que ver con esa polaridad entre conectarse con 10.000 personas y luego irme a una habitación de hotel solo. Aceptación masiva y genuina soledad. Era algo más fácil de atravesar con las drogas."

Para hacer el nuevo disco, A Brief Inquiry into Online Relationships, Healy se dio cuenta de que tenía que dejar esos hábitos antes de que fuera demasiado tarde. Poco después de comenzar a trabajar en el LP, se registró en un centro de rehabilitación en Barbados durante seis semanas de terapia cognitiva-conductual. "Físicamente, fue desalentador, especialmente saliendo de benzodiazepinas", dice. "Una semana después, yo estaba como: ‘Al carajo con esto, me vuelvo nadando a casa’. Pero lo superé. Me dije: ‘Tengo cosas más importantes en mi vida’. No hay muchos drogadictos que tengan la suerte de poder decir eso."

Dos días después de regresar a casa en Londres en diciembre de 2017, Healy fue a Abbey Road para producir el EP de un protegido: "No quería sentarme en mi antigua casa donde solía drogarme, ¿me entendés?". Al mes siguiente, él y The 1975 se mudaron a un estudio en las afueras de Oxford, donde pasaron los siguientes siete meses grabando A Brief Inquiry into Online Relationships. Con sus frenéticos zigzags entre géneros, desde el rock grandilocuente hasta el dance-pop y la balada acústica, el nuevo álbum hace que el disco anterior suene aburrido. Lo mismo ocurre con las letras de Healy, que combinan confesiones francas sobre adicción con reflexiones sobre la actualidad. Como el single "Love It If We Made It", donde habla sobre la misoginia de Trump, muertes de celebridades, racismo estructural y más en un tono desesperado y suplicante. "Estaba un poco enojado y un poco confundido, y quería canalizar eso", dice Healy. "Hay una versión editada de la canción para la radio, porque una parte de la letra es una cita del presidente en funciones de Estados Unidos."

En "Give Yourself a Try", Healy canta acerca de hacerse más viejo y quizás más sabio, solo para darse cuenta de que es "un millennial que les gusta a los baby boomers". De hecho, ha entablado una amistad con Mick Jagger a lo largo de los años (en 2013, The 1975 abrió para los Stones en Hyde Park). "Todavía tiene una mentalidad orientada a la cultura joven", dice Healy. "Él sabe lo suyo. Obviamente, es increíble para mí cuando tengo la oportunidad de tener una conversación con él o enviarle un mensaje de texto, porque soy como un niño en una tienda de golosinas. ¡Es Mick Jagger, carajo!" Incluso mientras se preparan para la gira de A Brief Inquiry, que en marzo los traerá al Lollapalooza , la banda sigue trabajando duro en su próximo álbum, Notes on a Conditional Form, que esperan lanzar en junio. " Notes es un disco sobre la pesadilla del Reino Unido", dice Healy, citando a The Streets y Burial como influencias. "He pasado gran parte de mi vida en furgonetas y automóviles, deteniéndome en un McDonald’s cuando no querés McDonald’s. Quería hacer un disco que me lo recuerde." Mientras tanto, él está orgulloso de haber cumplido un año completo sin haber consumido nada más fuerte que marihuana. "No es fácil, amigo", dice Healy. "No juzgo a nadie que no pueda mantenerse sobrio. Pero tenés que intentarlo. No hacerlo es terrible."

Por Simon Vozick-Levinson

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.