"La Pasión de Cristo" abrió la polémica

Según el director de la Liga Judía Antidifamación norteamericana, el film alienta el antisemitismo; los espectadores destacaron la violencia de la película
Según el director de la Liga Judía Antidifamación norteamericana, el film alienta el antisemitismo; los espectadores destacaron la violencia de la película
(0)
25 de febrero de 2004  • 20:11

NUEVA YORK.– Carlene Morrow y su marido, dos de los primeros espectadores que acudieron este miércoles al estreno de "La Pasión" de Mel Gibson en Nueva York, salieron visiblemente impactados por una película que contiene pasajes de una violencia de difícil digestión.

Al igual que muchas de las personas que acababan de presenciar la primera sesión de la película en el cine Union Square, Morrow se emocionó hasta llorar con el retrato largo y a veces brutal de las últimas horas de Cristo y su crucifixión.

"Me resultó difícil no llorar. Pero tenía que ser así, tenía que ser lo más horrible posible, porqué así fue", explicó.

Durante la proyección en un cine abarrotado, pese a tratarse de una sesión matinal de un día laborable, la película de Gibson provocó caras colectivas de desagrado con su gráfica recreación de los guardias romanos azotando a Jesús y atravesándole las manos con clavos.

Muchos de los interrogados al final de la película destacaron el nivel de violencia pero, al mismo tiempo, su justificación.

En su mayoría eran cristianos practicantes, que tratándose del miércoles de cenizas llevaban la cruz dibujada en la frente para recordarles que "polvo son y en polvo se convertirán".

Sin protestas

Pese a las acusaciones airadas de algunos grupos judíos ofendidos porque creen que el papel que Gibson les atribuye en la muerte de Cristo puede azuzar el antisemitismo, no hubo ninguna protesta frente a los cines de Nueva York.

El marido de Morrow, John, consideró exageradas las acusaciones de anti-semitismo.

"No lo vi así. No digo que haya que acusar a los judíos, Cristo era judío. Los golpes que le dan los romanos no hace anti-romana la película", dijo.

La controversia que ha rodeado a "La Pasión de Cristo" hizo que algunos no quisieran comentarla.

"Ya se ha dicho mucho. ¿Si creo que se trata de una buena película? Sí, eso es todo lo que quiero decir", opinó Anthony, un neoyorquino en los cuarenta.

Serafín, que vio la película con su colega de trabajo Gene, fue uno de los pocos que se sintió decepcionado.

"Simplemente pienso que no es creíble. Tenía que ser realista, pero nadie podría sobrevivir a una paliza semejante, sin contar con el transporte de la cruz. Era exagerada", afirmó.

La película fue calificada "R", por lo que un niño podría ir a verla acompañado, algo que desaconsejaron todos los encuestados.

"No sé. Quizás para chicos de 17 ó 18 años. En términos de cine de terror, no hay nada que no hayan visto", consideró.

Uno de los críticos más acérrimos de la película, el director nacional de la Liga Judía Antidifamación, Abraham Foxman, reiteró sus acusaciones este miércoles y lamentó que Gibson no haya introducido cambios.

"La película continúa echando la culpa a los judíos de un modo inequívoco. Los judíos son presentados sedientos de sangre, coléricos y vengativos, mientras se es comprensivo con los romanos", aseguró.

Fuente: AFP

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.