La TV se transformó por la muerte de la actriz